Una ambulancia y varios camiones de bomberos han sorprendido esta mañana a los viandantes que estaban por el entorno del muelle de A Laxe de Vigo. No se trataba de un incendio, sino de un accidente de un operario del oceanográfico Vizconde de Eza.

Según fuentes del cuerpo de bomberos de Vigo, fueron alertados de que un trabajador del barco se había caído en su interior. Según las primeras informaciones, el accidentado podría haber roto una pierna y se habría llevado también un fuerte golpe en la cabeza.

Se solicitó la intervención de bomberos para poder sacar a la víctima del barco y que pudiera ser trasladada al hospital en la ambulancia.