El hospital Ribera Povisa acaba de hacer indefinidos a una treintena de trabajadores eventuales en una apuesta por parte de la dirección del centro por dotar estabilidad a su plantilla de profesionales. La comunicación tuvo lugar durante un acto celebrado en el hospital en el que estuvieron presentes el gerente, Rafael Cabadas; la directora de Enfermería, Cristina Serra, y el director de Gestión de Personas, Francisco Susavila.

La medida, adoptada este mes y que se hará efectiva de inmediato, incluye a personas de distintas categorías profesionales, tanto sanitarias como no sanitarias. En concreto, serán 12 profesionales de Enfermería, 11 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE), cuatro técnicos de Radiodiagnóstico, cuatro camareras del servicio de Hostelería y un técnico de mantenimiento.

Desde octubre de 2019, más de un centenar de trabajadores con contratos eventuales han sido transformados en indefinidos, con lo que se alcanza el 85% del total de la plantilla, integrada por unas 1.500 personas.