Un fuerte estruendo en la calle a última hora de la noche de ayer sorprendió a los vecinos de la avenida de Castelao de Vigo. Cuando salieron por sus ventanas se toparon con la imagen de un coche volcado en medio de la calle. Inmediatamente alertaron a policía y servicios sanitarios.

Ocurrió a la altura del número 67 de la avenida de Castelao. Según ha podido saber este periódico, el vehículo que dio la vuelta fue el único implicado, aunque dañó a varios coches que estaban estacionados.

El accidente podría haberse producido por dos factores: alcoholemia y falta de pericia de su conductora. Según fuentes policiales, la persona que iba al volante no solo era novel, sino que tras someterla a la prueba de alcoholemia, arrojó un resultado de más de 0,60 mg/l por aire espirado. O, lo que es lo mismo, cuadruplicaba la tasa permitida para un conductor que todavía tiene la "L" (0,15 mg/l). Se trata, además, de un delito penal.

En el coche viajaban además otros tres ocupantes. A priori, todos ellos resultaron con heridas leves.