El crucero alemán Amadea presidió durante la jornada de ayer el muelle de la estación marítima, a donde arribó de manera imprevista la noche del lunes, adelantando unas horas su llegada debido a un reajuste en su ruta motivado por la cancelación de su escala en Portsmouth a causa del temporal Barra. Según informa la agencia Pérez y Cía., a bordo conduce 349 pasajeros alemanes a los que no se les permitió salir de la embarcación hasta las 8 horas de la mañana de ayer. El Amadea, que llevaba desde noviembre de 2011 sin tocar en Vigo, llegó tripulado por 295 personas proveniente de Honfleur, en el marco de un itinerario de 13 noches entre Hamburgo y Villefranche que completará con atraques en Lisboa, Gibraltar, Málaga y Barcelona. Este buque de 193 metros de eslora y estética típicamente japonesa, fue construido en 1991 con el nombre de Asuka para el mercado nipón. Desde 2005 pertenece al operador alemán Phoenix Reisen, al igual que el Artania, que se espera el próximo día 23.