El conductor de una excavadora ha muerto este jueves mientras circulaba por la Avenida de Castrelos de Vigo, a la altura del número 190. El hombre, vecino de Ponteareas y de 53 años de edad, falleció de un infarto tras bajar del vehículo, explican fuentes de la Policía Local, que desplazó una unidad al lugar.

El primer aviso lo recibió el 112 Galicia, donde se recibió la llamada de unos particulares alrededor de las 8.50 horas alertando de que el conductor de una pala excavadora parecía haberse desmayado. El servicio de emergencias informó a la Policía Local y los servicios sanitarios, que desplazaron una ambulancia al lugar. Los profesionales sanitarios lo asistieron, realizándole maniobras de reanimación cardiopulmonar básica, pero finalmente no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

La excavadora no había sido retirada todavía a las 10.45 horas, lo que sumado a la lluvia, ha provocado importantes retenciones tanto en la Avenida de Castrelos como en la circunvalación VG-20.