El tercer día de campaña electoral en el Partido Popular de Vigo ha estado marcado por la actualidad. Aprovechando la celebración del Día de la Constitución, el senador y aspirante a la presidencia del partido, Javier Guerra, ha lanzado una batería de medidas para establecer un partido “más democrático”,como recomienda la Carta Magna en su sexto artículo.

El candidato de “Vigo nos une” garantizaba un espacio en el que las propuestas pudieran fluir de los afiliados al partido, propiciando el intercambio de ideas. Estos mecanismos podrán garantizar la igualdad entre los distintos barrios después de que, tradicionalmente, “algunos distritos se hayan beneficiado frente a otros”.

También destaca la creación de un espacio de debate en el que los miembros del grupo municipal “podrán coordinarse con los representantes de la ciudad en el Parlamento de Galicia, en el Congreso y en el Senado”.

Por último, el ex-conselleiro de Industria abre la puerta del partido y sus listas electorales a aquellos ciudadanos que sin carnet del mismo puedan aportar “desde el conocimiento y la experiencia”.

“Caso cuñada” del Concello

La otra candidata a la presidencia del PP local, Marta Fernández-Tapias, ha exigido explicaciones al alcalde de la ciudad por sus “cinco días de silencio tras la sentencia del ‘caso cuñada’”

La actual delegada de la Xunta en la ciudad hace referencia así a la condena de cinco años de prisión al jefe de Participación y Atención Ciudadana en el Concello por la contratación irregular de la cuñada de Carmela Silva, primera teniente de Alcalde y presidenta de la Diputación.

La candidata de “ADN Vigo” ironizaba con que “está bien hablar de las luces, pero también hay que hablar de los enchufes” y se preguntaba “si no tienen nada que ocultar, ¿por qué callan?”. 

Fernández-Tapias insiste que “seguirán reclamando una explicación y contando los días tras este sospechoso silencio”.