Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto reactivará a principios de 2022 la actividad en el antiguo cargadero de Rande

Alcanza un acuerdo con la antigua concesionaria, DFG, para usar sus terrenos privados y habilitar una vía de acceso al muelle | Se destinará a uso comercial y complementario

Imagen actual del viejo cargadero de Rande, ya diáfano. Marta G. Brea

Que el puerto de Vigo necesita ganar y optimizar espacios para mantener su senda de crecimiento es una opinión compartida por la propia Autoridad Portuaria y los usuarios de la terminal. En el lado sur de la ría, a 16 kilómetros de Praza da Estrela, una explanada de buen calado llevaba tiempo esperando una misión. Diáfana y paralizada, contrastaba con la vertiginosa actividad en Bouzas y Guixar. La concesión administrativa fue revertida en favor del Puerto, después de haber expirado la de la sociedad David Fernández Grande (DFG). En la propuesta de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP), impulsada por el anterior titular de la entidad, Enrique López Veiga, se incluye la incorporación de los terrenos privados a la zona, también de DFG, a servicio del puerto, lo que permitiría su expropiación y la reanudación de la actividad en la terminal. Pero no hará falta esperar a la aprobación definitiva de la DEUP –está actualmente en tramitación medioambiental–, ni a esa expropiación, y el viejo cargadero de Rande volverá a funcionar a principios de 2022.

El consejo de administración del Puerto ha validado un contrato suscrito con la propia DFG para la constitución de un derecho temporal de paso al muelle de la que fue terminal de granito. En total, la superficie privada supera los 19.500 metros cuadrados y comprende, además de más superficie de explanada, un camino de acceso a la carretera nacional N-552, formado por unos muros de contención que resuelven la diferencia de cotas con la carretera, así como un pequeño puente que pasa por encima de la vía de las vías ferroviarias de la línea Redondela- Vigo-Guixar, y un pequeño apartadero ferroviario.

Esta recuperación dará un espacio extra de 27.500 metros cuadrados

“Hay varias empresas consignatarias interesadas”, apuntan fuentes de la entidad que preside Jesús Vázquez Almuiña. Los usos propuestos para esta zona son el portuario comercial y el portuario complementario. En virtud de los planes de expropiación que facilita la DEUP, el plan de inversiones del Puerto había reservado una partida de 2,5 millones de euros para adquirir esa superficie.

Imagen de archivo del cargadero de Rande empleado como depósito de bloques de granito desde 1990. Ricardo Grobas

Con esta actuación se viabiliza la operatividad de una terminal que cuenta con un muelle de 225 metros de longitud un un calado de otros 10 metros. La explanada consta de una superficie de unos 27.500 metros cuadrados.

Compartir el artículo

stats