Un proyecto “sólido”, que represente el futuro para Vigo y “supere la humillación electoral que hemos sufrido en las últimas elecciones municipales”. Esta fue la petición que lanzó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a la lista que gane el Congreso del PP el próximo 18 de diciembre.  

El presidente situó en la “normalidad democrática” el hecho de que existan dos candidaturas, la del senador Javier Guerra y la de la delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias y apeló a que “ocurra lo que ocurra y salga quién salga, se confeccione un equipo sólido, insisto, para superar la humillación electoral que tuvimos en las municipales”. 

Núñez Feijó se mostraba ayer muy crítico con los últimos resultados de las pasadas elecciones, de 2019, cuando la formación liderada entonces por Elena Muñoz registró apenas cuatro actas, frente a las siete que defendía, y frente a los 20 concejales que logró Abel Caballero. La que era líder del PP –hoy senadora y miembro de la lista de Javier Guera- formaba parte del ejecutivo gallego como conselleira de Facenda y recaló en Vigo como cabeza de cartel por decisión del Feijóo en 2015. 

 A partir de ahí, la historia es conocida: dimisión de la presidenta de entonces y traspaso del mando a una gestora, que ya cumplió dos años con Corina Porro al frente.

Pero todo eso es pasado y ahora hay dos proyectos que pugnan por liderar el futuro de Vigo y mejorar la representación municipal. Feijóo marcó el camino a seguir por la futura dirección, al poner de relieve los buenos resultados del Partido Popular en las elecciones autonómicas en Vigo. “Las hemos ganado siempre y sin embargo hemos tenido un pésimo resultado en las municipales”, lamentó.

Un proyecto “decente”

“Hay muchos ciudadanos de Vigo que están dispuestos a votar al Partido Popular de Vigo si tiene un proyecto para el futuro de la ciudad, un proyecto abierto, un proyecto amable, un proyecto sin histrionismos y un proyecto decente” , remarcó.

Preguntado por el significado de “un proyecto decente”, Feijóo explicó: “Desde luego, si yo tengo un presidente del PP en Vigo y contrata a su cuñada para hacer un trabajo que no hace y mandan a la cárcel a un funcionario del ayuntamiento de Vigo, yo estaría dando la cara en ese momento y pidiendo el cese de ese responsable del partido en Vigo. Por tanto, pido que sea un proyecto decente”. 

El presidente hizo estas declaraciones tras visitar una exposición sobre Antonio Palacios en Vigo. Un acto al que asistió la delegada de Xunta y candidata a presidir el PP local, Marta Fernández-Tapias y en el que también estaban miembros del proyecto de Javier Guerra como Teresa Egerique, Alfonso Marnotes o Diego Gago. Todos compartieron espacio y cordialidad durante el el acto, al que también asistió la presidenta, todavía, de la gestora del pp de Vigo, Corina Porro

"Palacios es mi casero", dice Almeida

Aunque la exposición sobre Palacios ya fue inaugurada a mediados de noviembre en el Museo del Mar, el alcalde de Madrid no quería perderse la oportunidad de conocer el montaje de ‘Antonio Palacios. Soños de modernidade, compromiso con Galicia”, donde se hace un recorrido por su obra en Galicia y en Madrid, con fotos de Ricado Grobas, jefe de Fotografía de este periódico.

El arquitecto fue artífice de edificios tan emblemáticos como el Casino, el Círculo de Bellas Artes o el Palacio de Cibeles, donde tiene su sede la alcaldía de Madrid. A esta circunstancia se refirió José Luis Martínez Almeida, tras recorrer la exposición junto al presidente de la Xunta. “Es mi casero en el Palacio de Cibeles”, destacó el alcalde.      

Almeida calificó a Antonio Palacios como “indescifrable, como buen gallego” en referencia a sus múltiples facetas como arquitecto, urbanista o diseñador.  Almeida aprovechó para pedir a la Xunta que su ciudad pueda contar con esta exposición, a lo que Feijóo respondió que sería posible y pidió también que el arquitecto pueda tener un calle en la capital.

El presidente de la Xunta calificó a Palacios como “uno de los gallegos más universales”. “Si este señor, en vez de nacer en O Porriño hubiese nacido en Manhattan, estoy convencido de que sería una de las figuras arquitectónicas universales y permanentes”, afirmó. “Es un genio de la creación en todos los sentidos del término”, dijo.

 Jesús Ángel Sánchez, comisario de la muestra, acompañó a las autoridades en el recorrido.

Desde Madrid no se ven las luces

Los periodistas que asistieron al acto no pudieron evitar preguntar al alcalde de Madrid por la decoración navideña de Vigo. Martínez-Almeida, aseguró que no ha tenido la oportunidad de ver las luces de Vigo porque “desde Madrid no se ven”. Almeida incidió que las luces deberían ser “para disfrute de los ciudadanos y no para enaltecimiento de uno mismo”. Caballero, por su parte, lamentó no haber sido avisado de la presencia del regidor –aunque la Xunta dice que disculpó su ausencia– al tiempo que respondió que “le irrita que las luces de Vigo sean mejores que las suyas”. La polémica llegó a Twitter por la tarde cuando Carmela Silva se refirió a Almeida como “un señor baixiño do PP” , un tuit que el PP de Galicia afeó. “La política necesita personas educadas, midan lo que midan”.