Ni un domingo previo al puente de diciembre, ni el tiempo inestable ni los planes prenavideños han frenado la asistencia al cribado que se está realizando hoy en el Náutico de Vigo. Desde primera hora de la mañana decenas de personas han acudido al punto para realizarse la prueba diagnóstica y saber si pueden estar cursando la enfermedad sin síntomas. Tanto así que la espera se prolongaba durante más de dos horas, con cerca de 300 personas en una fila que atravesaba toda la calle Montero Ríos hasta el edificio administrativo de la Xunta.

Según ha podido comprobar Faro a pie de calle, buena parte de las personas que acudieron al cribado son padres con hijos que quieren confirmar el estado de los pequeños después de que se detectase algún positivo en su centro educativo, en otros casos se trata de adultos que han estado en contacto con algún positivo en su momento pero no han sido contactados por los rastreadores del Sergas. A estos se suman aquellas personas que simplemente quieren contribuir a la localización de casos asintomáticos.

Hoy el punto de cribado permanecerá abierto solo hasta las 14:30h, lo que ha obligado en el último tramo de la mañana a repartir los últimos 60 turnos y a emplazar a los asistentes que finalmente no pueda realizarse hoy la prueba a acudir mañana, jornada en la que se realizarán los test tanto de mañana como de tarde.

Galicia supera los 8.000 casos activos

Galicia supera ya las 8.000 infecciones activas con una nueva subida de la incidencia hasta los 8.204 -que suponen 643 más que el día anterior-. Aumentan también los nuevos contagios hasta los 958 -159 más que la jornada pasada-. Por su parte los pacientes hospitalizados por COVID ascienden a 223 -18 más- y la tasa de positividad sube hasta el 11,2%. Las infecciones activas aumentan de nuevo en las siete áreas sanitarias gallegas, con la de Vigo a la cabeza (+268), seguida de la de Ourense (+115); Pontevedra (+88); A Coruña y Cee (+84); Ferrol (+40); Lugo (+26) y Santiago y Barbanza (+22). Además, el área de Vigo continúa con 14 pacientes COVID en UCI y aumentan a 47 los ingresados en otras unidades -dos más-, mientras que en la de Pontevedra suben los casos hospitalizados en unidades convencionales, donde hay 31 -ocho más-, pero los ingresados en UCI no registran cambios y continúan con 3.