Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes se mantiene: el AVE dependerá de la viabilidad medioambiental y la demanda

Pasajeros bajándose del tren en la estación de Vialia. R. G.

El futuro de la conexión directa entre Vigo y Ourense a través de la alta velocidad ferroviaria sigue escrito en condicional. Tres días después de que FARO publicase la exclusión de Vigo de los proyectos prioritarios del ministerio de Transporte y la defensa de la vía de Cerdedo por parte de Abel Caballero ante la presidenta de Adif, los interrogantes sobre la llegada del AVE a la ciudad se refuerzan.

Ante las reticencias por su viabilidad técnica y socioeconómica, el secretario general de Infraestructuras respondió ayer emplazando cualquier decisión desde el Ministerio a dos factores: el visto bueno medioambiental y su futura demanda. El lucense Sergio Vázquez Torrón desvinculó el proyecto de la ciudad del borrador publicado por su departamento y que marcará el próximo lustro en materia de movilidad e infraestructuras con 24.200 millones de euros de inversión.

La reunión mantenida el jueves entre el primer edil vigués y la nueva presidenta del gestor ferroviario se produjo, en sus palabras, para “retomar contacto directo” tras la llegada de María Luisa Domínguez al puesto el pasado verano, sustituyendo a la gallega Isabel Pardo de Vera. De esta forma, apunta a que “no ha habido eventos de cambio” e insiste en que pretenden asegurar los pasos antes de tomar ninguna decisión.

El responsable ministerial confirma que no se avanzará en los trámites administrativos hasta que finalice el estudio hidrogeológico en junio. Será entonces cuando los plazos actuales, que ubicarían el comienzo de las obras en 2029 y su puesta en servicio en el verano de 2035 si todo fuera en orden, podrían tener un margen de mejora al solapar distintos procesos de licitación e información pública. En todo caso, no se tomará una decisión sobre la viabilidad del proyecto hasta ese momento.

Concierto reivindicativo en la Porta do Sol de Vigo en 2017 para reclamar el AVE Vigo-Madrid MARTA G. BREA

En la cartera dirigida por Raquel Sánchez Jiménez está muy presente la variante de Pajares, uno de los mayores hitos y quebraderos de cabeza de la ingeniería civil del país. Los túneles de acceso del AVE a Asturias han vivido numerosos problemas con los acuíferos de la Cordillera Cantábrica en sus 25 kilómetros de longitud desde el inicio de las obras en 2005. Aún hoy no hay una fecha definitiva para su puesta en servicio.

“Vamos a ver cómo funciona la demanda y eso va a condicionar las prioridades”

decoration

A los problemas técnicos se suman también las dudas comerciales. Dentro del nuevo paradigma que regirá las inversiones serán necesarios unos tráficos reseñables para una inversión de este tipo, que sería de unos 2.300 millones y supondría un ahorro de unos 30 minutos. Vázquez Torrón apunta a la puesta en marcha de los nuevos servicios de alta velocidad a partir del día 21 –una línea que obligará a los vigueses a dar un rodeo por Santiago– como indicativo de las necesidades de Pontevedra: “Vamos a ver cómo funciona la demanda y eso va a condicionar las prioridades”.

En cualquier caso, el número dos de Infraestructuras recalca que “las apuestas en Vigo siempre son ambiciosas y acaban saliendo”, recordando el acceso soterrado norte o la estación de Vialia impulsada por Adif.

Antes de la licitación del estudio hidrogeológico –un trámite complementario hasta hace unos años– el entonces ministro Jose Luis Ábalos pedía cautela ante la realización de los distintos informes técnicos y medioambientales. Así, emplazaba a una “decisión política del ministro de turno” la construcción de una infraestructura “costosa”, pero que “a la ciudad de Vigo le viene bien y también favorece a la conexión con Portugal”.

No hay trazado alternativo

Esta apuesta por el trazado diseñado inicialmente por UGT se ratifica en el gabinete de Transportes actual, que solo valoran “Cerdedo o Cerdedo”, sin que exista un plan alternativo en caso de informes desfavorables.

En su reunión del jueves el alcalde también habría trasladado a los planificadores ferroviarios que “ni se les ocurra volver al recorrido anterior”, reclamando una conexión directa entre Urzaiz y Porriño.

Se utilizará “la solución más eficiente”

decoration

Un mes después de la adjudicación del estudio de alternativas a Prointec, el secretario general de Transportes hace un llamamiento a la calma para esperar a los resultados finales. Y aunque “el criterio de la ciudad será relevante” a la hora de tomar una decisión, advierte que se utilizará “la solución más eficiente”.

Según los estudios de la Xunta la solución “pasante” hasta Porriño podría tener un coste de casi 500 millones, cifra superior a los 320 que permitirán enlazar toda la red ferroviaria española con el tercer túnel entre Chamartín y Atocha y que se inaugurará en primavera en Madrid.

De esta forma, se abre la puerta a recuperar un viejo proyecto que uniría la boca del túnel das Maceiras, en Redondela, con la antigua línea que rodea la ciudad desde Guixar por Os Louros. Esta extraña “salida Sur por el norte” permitiría centralizar los servicios ferroviarios en el complejo de Vialia y dar continuidad al Eje Atlántico hasta la frontera antes de que Portugal finalice sus mejoras en la línea entre Porto y Valença.

Claves destacadas

  • La demanda condicionará todo

    Los nuevos servicios entre Galicia y Madrid servirán de termómetro para fijar las “prioridades” de las nuevas actuaciones.

  • La variante de Pajares, en el recuerdo

    Esperará el “OK” hidrogeológico antes de continuar el proyecto, evitando problemas con los acuíferos como en la línea a Asturias, en obras desde 2005.

  • ¿Salida sur hacia el norte?

    Tras el estudio de alternativas optarán por la solución “más efectiva”, sin aclarar si será un túnel pasante a Porriño.

La Xunta se muestra “enormemente preocupada” y urge “plazos concretos” para la conexión Vigo-Ourense

La Xunta de Galicia también trasladó ayer su “preocupación” porque el AVE directo Vigo-Ourense-Madrid por la variante de Cerdedo no figura en la relación de actuaciones prioritarias recogidas en la Estrategia Indicativa y ha reclamado al Gobierno central que impulse este trazado y concrete un cronograma.

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, admitió sentirse “enormemente preocupada”, ya que en los Presupuestos Generales del Estado para 2022 figura “una partida insignificante, de 200.000 euros, y sin planificación futura”.

“Constatamos que el Gobierno de España lo ha eliminado de su planificación, y en la Xunta no podemos estar de acuerdo”, afirmó Ethel Vázquez, quien reclamó al Gobierno central y al Ministerio de Transportes y Movilidad en particular que impulsen ese trazado y que informe sobre “un cronograma y un horizonte concreto”. Es decir, fechas sobre trámites, obras y puesta en marcha de la conexión, una demanda histórica de la ciudad.

Por otra parte, la conselleira ha recordado que la posible alternativa, la vía del Miño, presenta “unas deficiencias tremendas” y ha advertido de que “los vigueses necesitan una conexión competitiva y acorde con el siglo XXI” para desplazarse en tren a la Meseta.

Estas palabras llegan horas después de que el alcalde de Vigo, Abel Caballero, hubiese garantizado que esa obra se va a hacer, ya que es “una prioridad” del Gobierno de España. Según el alcalde, si la variante de Cerdedo no figura en la Estrategia Indicativa de Adif era porque en ese documento “solo están los proyectos que están en fase de estudio informativo” y la variante estará en esa fase “en breve”.

En lo que sí se ha avanzado en materia de calendarios es en la ansiada instalación del ERTMS en el Eje Atlántico seis años después de su inauguración. El sistema de seguridad es el mismo que podría haber evitado el accidente de Angrois y podría estar en servicio en 2022, mejorando los márgenes de viaje actuales entre Vigo y A Coruña.

En la actualidad el tiempo estimado de 80 minutos sufre numerosos retrasos provocados por el alto volumen de pasajeros en algunas estaciones, incapaces de atravesar el control de seguridad y la puerta de acceso en el escaso tiempo de parada.

Compartir el artículo

stats