Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arte como herramienta para la inclusión social

Jimena Maguna, ayer, impartiendo una clase de danza. Alba Villar

A Loira le gusta salir de fiesta, nadar, hacer ejercicio y también le apasiona pintar. A su lado, Laura comenta que a ella lo que le encanta es la fotografía y también escribir letras de canciones, además, en la actualidad está realizando una formación para trabajar como monitora de ocio y tiempo libre en campamentos, bodas, bautizos o centros educativos, porque, tal y como afirma, “es una buena salida para las personas con diversidad funcional”. Sin ir más lejos, Roi apunta que esta misma semana han participado en un colegio de Mos haciendo un cuentacuentos para los más pequeños. Por otra parte, Carmen y Patricia explican que lo suyo es la danza, bailar y dar actuaciones, como una que hicieron después del confinamiento y que salió “genial”.

Jimena impartiendo ayer clase de danza. | // ALBA VILLAR

Tal y como cuentan, los cinco tienen diferentes habilidades, y es por esto que acuden a la Fundación Igualarte para participar en las actividades de formación artística que esta entidad lleva ofreciendo en Vigo desde hace prácticamente 20 años y que más se ajusta a su talento y preferencias.

Cristina Lago, Marcos Estévez, Jimena Maguna, Alberto Ardid y Wachu Pérez hacen un pequeño parón en su trabajo y se sientan en la zona del comedor para explicar cómo es un día en Igualarte y por qué una jornada como la que se conmemora hoy, el Día de la Diversidad Funcional, debería dejar de existir En este sentido, Lago señala que el centro nació en 2002 con el objetivo de crear un espacio en el que poder experimentar diversas expresiones artísticas, en el tiempo libre, favoreciendo la socialización y el aprendizaje de herramientas que favorezcan la calidad de vida.

Es por esto que cada alumno del centro ocupacional, alrededor de una veintena, escoge aquella disciplina que más le gusta y lo que se pretende, en este caso, es su profesionalización. Así, la presidenta de la entidad comenta que “tenemos un equipo de diseño gráfico, un grupo de música folk, otro de rock moderno, uno de teatro, otro de acrobacias... y el objetivo es que las personas puedan contratar estos servicios, de manera que nuestros chicos y chicas puedan tener una salida laboral a través de las diferentes expresiones artísticas”, apunta Cristina Lago.

Otro de los pilares fundamentales de Igualarte es el centro de día, en donde las artes se convierten en una herramienta para la inclusión social pero más enfocado al disfrute personal. Todas las tardes, divididos en grupos y en diferentes días de la semana, acuden al centro cerca de 80 alumnos con edades que van desde los tres hasta los 60 años y que desarrollan sus capacidades a nivel artístico desde un punto de vista más lúdico.

Derribando prejuicios

Cristina es contundente a la hora de afirmar que un día dedicado a las personas con diversidad no debería de existir, ya que entiende que “todos somos diferentes y diversos, no hay que estar evaluando constantemente a las personas con diversidad, porque no lo hacemos con otras personas. El camino no es la integración, sino la inclusión. Hay que buscar que cada uno aporte lo que pueda y quiera a la sociedad, por eso el arte es una herramienta tan importante, porque a ti un cuadro te gusta o no, no te importa en la persona que está detrás. La sociedad debe cambiar la mirada y normalizar estas realidades”.

No hay que estar evaluando constantemente a las personas con diversidad

decoration

Sus compañeros de trabajo coinciden y Alberto Ardid, profesor de plástica, apunta que “yo lo veo todos los días en clase. Estos chicos tienen puntos de vista muy sorprendentes y creo que las instituciones públicas y las empresas privadas deberían apostar más por ellos, porque sería beneficioso”. Para Marcos Estévez, profesor de música, falta una convicción real en la sociedad en relación a las personas con diversidad y para Wachu Pérez, responsable del área deportiva, “la sociedad está cada vez más individualizada y más centrada en las capacidades. Así es imposible incluir a nadie, hay muchos prejuicios y cuando sales de viaje con ellos todavía hay gente que se queda mirando o que hacen comentarios que si viajas de otra forma no harían. La clave está en la educación”.

El próximo 17 de diciembre será un día especial para Igualarte, y es que presentarán en el Auditorio de Afundación el Proyecto Somos, realizado en colaboración con artistas como Antonio Orozco, Woyza, Dakidarría o Silvia Superstar.

Compartir el artículo

stats