Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

Los “Trepias” de Soutomaior

Fernando Franco

Los “Trepias” de Soutomaior

El Grupo “ Trepias” de Soutomaior organizó su comida anual con los vecinos del lugar, unos 40, en el Castillo de Pedro Madruga que los contempla todos los días. Para “ lembrar” aquellos años, de hace muchos, que disfrutaban de la amistad de juventud de unos y otros haciendo de las suyas por el pueblo. Para “falar” de aquellos tiempos y de estos y recuperar, en torno a mesa y mantel aquella amistad y complicidad que disfrutaban y que las circunstancias de la vida truncaron por la necesidad de conseguir mejorar la situación personal de cada uno. Ahora, a la vuelta de ese recorrido por el mundo y con más tranquilidad, sosiego y tiempo, se reunieron, recordaron, hablaron, rieron, cantaron y comieron en ese marco incomparable del Castillo de Soutomaior. ¡Volverán a las andadas!

El rico keike de Marujita

Le acabo de privilegiar al desayuno cotidiano con un trozo del keike “al amor de María Conde”, que me lo dejó en el bar debajo de mi casa tras cumplir sus 90 años, y celebrarlo en Casa Seijo igual que me regaló uno el pasado año, cuando hizo los 89. Ya lo escribí el año pasado pero lo repito por si acaso: “Marujita”, que así le llaman los íntimos, es la hermana de Mariví, la herbolaria, y de Puri (¡vaya callos comí yo en su casa antes de un cocido!) y todos recordamos su hermano fallecido, Pepe Conde, constructor de inquietudes culturales que, entre otras cosas, dio el respaldo económico a una de las ediciones del impresionante libro “Vigo, la ciudad que se perdió”, escrito por el también fallecido Jaime Garrido. Pero a lo que iba es que la joven nonagenaria María “Marujita” Conde tiene una memoria prodigiosa y podría recordar tiempos pretéritos de Vigo, por ejemplo cuando asistía a las clases de la Escuela de Comercio hace casi 60 años dirigida por Martínez Morás. O aún antes, cuando estudiaba en el colegio Mezquita, frente a la Escuela de Artes e Oficios. ¡Felicidades, María, rico el keike!

Las recetas de Pepe Cadavedo

Si hubierais estado hace unos días en el Casino de Vigo le hubierais visto ante una mesa, en todo su esplendor, corpóreo junto a los pintores Menchu Abril y Xavier Magalhaes, autores de las dos últimas portadas de sus gastronómicos libros. Hablo de Pepe Cadavedo, que presentó allí ante multitudes y gente venidas de más allá de la Canda y Padornelo sus libros Las recetas de nuestros restaurantes, este año dos porque el pasado no se pudo con la pandemia. Visto por encima creí contar unas 80 recetas, o sea unas 80 fotos con sus cocineros, o sea otras 80 de Cadavedo posando con ellos. Vimos por allí a las concejalas Uxía Blanco y Nuria Rodríguez en representación del alcalde como vimos unos excelentes cortes de jamones Coren y Montechicco entre vinos Marqués de Vargas, Conde de San Cristóbal, Terras Gaudas o Heraclio Alfaro. Las recetas, de restauradores de comunidades varias.

Ya nada es local sino global

Ya nada es local. No es la primera vez que me escriben desde algún país lejano, tras la lectura por Internet de algún trabajo realizado en FARO. Eso me ocurrió ayer con un lector argentino, ingeniero, que halló unas memorias que le hice en 2018 al almirante Otero Penelas. Leyó el argentino que la madre del almirante era natural de Filgueira, Cerdedo, como su bisabuelo, con igual apellido. Está haciendo un árbol genealógico. Ya están puestos en contacto.

Compartir el artículo

stats