Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos cooperativas de Navia proyectan más de 200 viviendas en Samil y la avenida de Madrid

Estado de las obras del Hotel Attica21 en Samil Pablo Hernández

Los responsables de Naviabi y Arco da Vella se lanzan a por terrenos urbanizables para responder a la potente demanda de pisos y casas en condiciones más favorables: “Queremos competir con los fondos de inversión”

Con el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Vigo en exposición pública –hasta el 18 de enero– tras ser aprobado de forma inicial a finales del pasado mes de agosto, la carrera por encontrar suelo para alumbrar viviendas gana protagonismo de la mano de responsables de cooperativas que pretenden llevar a cabo la urbanización de San Paio de Navia. El objetivo: dar respuesta en otros sitios de la urbe a la demanda registrada para este barrio olívico. Benito Iglesias, director general de la sociedad Naviabi y presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) y de la Asociación de Empresas Inmobiliarias de Vigo (Asemi), tiene en mente la ejecución de 200 viviendas bajo el modelo de cooperativa en el frente de Samil, una zona cuyo músculo urbanístico se fortalecerá una vez se ponga en marcha el Hotel Attica21 Vigo Business & Wellness. Por otro lado, la cooperativa Arco da Vella proyecta ya en la avenida de Madrid, muy cerca de la Praza de España, la que supondrá su primera promoción privada, con un edificio de 12 viviendas que, muy probablemente, adelante en ejecución al PAU de Navia.

Benito Iglesias estudia las posibilidades que ofrece el nuevo PXOM en el suelo ya consolidado, puesto que “no tiene el hándicap de la cesión de viviendas de protección oficial” –la clasificación del suelo urbano consolidado impide imponer carga de vivienda protegida, ya sea en el área de Samil o en cualquier otra de la ciudad–, recuerda antes de concretar el interés en el ámbito de Samil-Saíñas. Se levantarían dos centenares de viviendas libres en régimen de cooperativa y en combinación de pisos –bajo más dos alturas– con viviendas unifamiliares. La edificabilidad máxima se establece en 1 metro cuadrado por cada metro cuadrado (1 m²/m²), con una altura tope de tres plantas, bajo, una planta y bajocubierta; o bajo, dos plantas y cubierta plana.

La alternativa que valora Benito Iglesias en Samil: desarrollar una cooperativa mixta con viviendas libres unifamiliares y viviendas de protección oficial de régimen concertado en bloque de tres plantas en un porcentaje del 30% del total de la construcción, tal como refleja la normativa municipal recogida en el Plan Xeral aprobado de forma inicial. En total, 260 viviendas. La sociedad cooperativa analiza las posibilidades de gestión y desarrollo de uno de estos tres ámbitos urbanizables en el entorno de Samil: Milladeira da Garita, de 168.000 m²; avenida de Europa-Pertegueiras-Pista-Robaleira, de 323.299 m² y Samil-Pereiras-Redondo, de 168.936 m².

Benito Iglesias asegura que una gestora de fondos y de capital privado a través de una family office ha mostrado su interés en financiar o participar en el posible proyecto inmobiliario. “Seguimos abiertos a nuevas propuestas de gestoras de capital y analizaremos todas con rigor y objetividad. Mejor que un fondo nos acompañe como partner: para que el interés general salga ganando”, avanza, a la vez que resume su voluntad de “posibilitar vivienda de calidad a precios equiparados a los ingresos familiares de la clase media”. “Es por eso que queremos optar por las cooperativas, para abaratar costes y competir con los grandes fondos de inversión”, añade.

4

Así es el proyecto de Navia B.I. para San Paio de Navia

Un modelo en auge con huella en la ciudad

El desarrollo de viviendas a través de cooperativas cobra fuerza en la ciudad. La urbanización del barrio de San Paio de Navia confirma esta realidad, con un aluvión de inscripciones para aspirar a alguna de las casi 1.600 viviendas que disfrutarán de amparo autonómico: Arco da Vella, la Favec, Pegasus, NAVIABI o la inmobiliaria Navia Siglo XXI ya han dado fe de ello. La ecuación que lo hace posible: alquileres elevados, escasa vivienda nueva por la demora del OK final del nuevo Plan Xeral y precios más ajustados al bolsillo de los ciudadanos. Algunos antecedentes en Vigo de cooperativas para crear hogares: más de 30 pisos en el entorno de la Praza Elíptica –de la mano de San Paio–, un centenar de viviendas en Barreiro –Favec–, cerca de 40 en la curva de San Gregorio –Riamar– o casi 300 en Navia –Vitra, de CC OO–.

El presidente de Fegein y Asemi constituyó en septiembre la cooperativa de viviendas de protección autonómica Naviabi como experiencia piloto de un nuevo desarrollo más ambicioso y como alternativa sólida para competir en un nuevo escenario económico inmobiliario en el cual los fondos de inversión, con sus propias promotoras o vinculadas a estas, “son los que están marcando el paso, algo que no siempre es positivo ni para el mercado de la vivienda ni para los posibles clientes”. “Sector inmobiliario y turismo deben ir de la mano para asegurar un crecimiento económico exponencial necesario. Y si se tiene que crear una Marbella gallega como reclamo, pues habrá que apostar firmemente por ello, si no, lo harán nuestros vecinos portugueses con Oporto como principal atractivo turístico”, apostilla.

La cooperativa Arco da Vella, por su parte, proyecta la construcción de un edificio de 12 viviendas desde 130.000 euros en la zona de la avenida de Madrid-Praza de España para su ejecución inmediata. Se trata de un terreno de 510 m² de superficie bruta que ya dispone de licencia de obra, por lo que, según explican desde la cooperativa, es probable que adelante en ejecución a otros proyectos, como el de las viviendas unifamiliares de Navia. De momento, está sondeando el interés de nuevos socios en el proyecto para gestionar la promoción y, posteriormente, aprobar el plan empresarial en asamblea general extraordinaria. Arco da Vella, que hoy celebra su asamblea general en el Ifevi, también tiene en marcha dos promociones en Valadares.

En el centro de Vigo, actualmente, se proyectan otras 13 actuaciones de cooperativas que superarán el centenar de apartamentos.

El Hotel Attica21 en Samil Alba Villar

El Hotel Attica21 ya muestra su rostro

Al nuevo complejo hotelero de Samil, que presumirá de la categoría de 4 estrellas superior, ya se le ve parte del rostro que lucirá a partir del próximo verano, momento en el que se espera su apertura. Dispondrá de más de 17.000 m² construidos y 6.000 urbanizados,157 habitaciones, un área de 900 m² de instalaciones orientadas a la celebración de todo tipo de eventos y dos salas de reuniones, así como de un espacio exterior para la organización de cáterin al aire libre. Firma este proyecto el grupo Inveravante, que también se encarga de la urbanización de Cordelerías Mar.

Compartir el artículo

stats