Su coche no pasaba para nada desapercibido. Llevaba un sofá en el techo y el interior del vehículo tan lleno de enseres que su conducción con las mínimas medidas de seguridad se hacía prácticamente imposible. La imagen era tan llamativa que no pasó desapercibida. Lo más curioso es que lo que más 'interesaba' al piloto era no llamar mucho la atención. Acabó detenido.

Ocurrió, según fuentes de la Policía Local ayer sobre las once de la noche, cuando un testigo alertó de tal situación a la Sala de Comunicaciones del 092 de la Policía Local. Un particular informaba sobre un turismo, que circulaba con un sofá en el techo y que se encontraba detenido en la rotonda de la VG 20 por la que se accede a Teixugueiras (Navia).

ablanco@farodevigo.es

ablanco@farodevigo.es

Los agentes interceptaron al vehículo, el cual iba con enseres sobre el techo y en el interior, dificultando completamente la visibilidad del conductor. Tras proceder a la identificación del aludido, que resultó ser R. C. G, de Vigo y 48 años de edad y comprobar su filiación, fueron informados de que tenía una perdida de vigencia de su permiso de conducción.

Tenía el permiso caducado y pesaba sobre conductor una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión

A su vez los agentes realizaron una gestión telemática sobre si poseía alguna requisitoria judicial: tenía vigente una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada por del Juzgado Penal n.º 1 de Vigo. Por ello, procedieron a su inmediata detención

Respecto al vehículo, tras consulta con DGT, tuvieron constancia que carecía de seguro obligatorio e inspección técnica periódica de vehículos, por lo que se inmovilizó en el municipal.