Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ADIF facilitará un acceso ferroviario a la nueva plataforma logística del automóvil

Línea del ferrocarril atravesando el polígono de As Gándaras, en Porriño. | // R. GROBAS

La plataforma logística integrada del sector del automóvil, un proyecto que busca crear un macroalmacén automatizado y compartido por los fabricantes de componentes para ahorrar costes de desplazamiento y maximizar cargas, ya está un paso más cerca de hacerse realidad. La Zona Franca, uno de los socios impulsores de esta iniciativa con el Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (Ceaga) que cuenta también con el apoyo de la Xunta, firmó la semana pasada ante notario por 3,8 millones de euros la compra de la parcela de casi 24.000 metros cuadrados en Porriño en la que se construirá esta infraestructura, al tiempo que Ceaga ya ha contratado a la ingeniería alemana Miebach el diseño conceptual de la plataforma y está estudiando con los técnicos de ADIF su conexión por ferrocarril. Se espera que entre en funcionamiento a lo largo de 2024.

Regades (centro), en la firma de la operación ante notario.

El Consorcio que pilota David Regades había seleccionado inicialmente dos parcelas en el polígono de As Gándaras con potencial para acoger este proyecto estratégico para las industrias del motor, aunque finalmente se decantó por la ofrecida por la empresa Ditram Automoción: un terreno de 24.000 m2 bien conectado y lindante con la línea de ferrocarril que atraviesa Porriño. La compra se efectuó la semana pasada tras la firma de la operación ante notario por un importe de 3,8 millones de euros, aunque la inversión total del proyecto, sumando la urbanización, la construcción de la nave y sobre todo el equipamiento de última generación que llevará se eleva por encima de los 10,4 millones de euros, para lo que hay consignada una aportación de 4,3 millones de euros de fondos FEDER. La Zona Franca, ahora dueña de la parcela, se la arrendará por un plazo de 25 años a la sociedad explotadora de la plataforma: Infraestructura Industrial Intermodal Logística 4.0 S.L., de la que forma parte el consorcio a través de la sociedad de capital riesgo Vigo Activo, Ceaga y la empresa Eleukon Global.

Esta iniciativa supone una nueva vuelta de tuerca en la optimización de costes de la cadena de valor de la industria gallega del automóvil, en la que la logística juega cada vez más un papel determinante; en algunos casos, incluso mayor que la mano de obra. Esta central operará igual que los almacenes de consolidación de destino que tiene Stellantis-Vigo, en los que recepciona los componentes de distintas empresas y los ordena antes de llevarlos a fábrica, pero al revés. Los proveedores gallegos enviarán sus piezas a esta plataforma para su organización y posterior envío a los distintos fabricantes de coches para los que trabajan, compartiendo transporte –y no como hasta ahora, que cada uno utiliza sus propias vías– y ahorrando en costes.

Grosso modo, se trata de llevar las mercancías a su destino con los menores desplazamientos posibles, sobre todo por carretera, ante las cada vez más restrictivas normativas sobre emisiones contaminantes de la Unión Europea (UE). Además, estará abierto a otros sectores que compartan la logística del motor.

Para su diseño, Ceaga ha contratado a la ingeniería especializada en transportes Miebach y ya está estudiando con los técnicos de ADIF de qué forma se hará la conexión de la plataforma con las vías que atraviesan el polígono de As Gándaras, ya que el tren será fundamental para abaratar costes y reducir el impacto medioambiental del flujo de importación y exportación de la industria gallega de componentes por tierra.

Pago en autovías

La logística, en una comunidad finisterrae como Galicia, es uno de los costes que más preocupan a las empresas que están globalizadas –incluso más que el laboral–, sobre todo al sector de automoción. Y más si el Gobierno sigue adelante con sus planes de gravar las autovías con una viñeta y el pago por kilómetro, como ha prometido a la Unión Europea (UE) para recibir fondos europeos. Por eso la idea de crear una plataforma logística compartida que permitiese a sus usuarios maximizar cargas y minimizar desplazamientos ha estado sobre la mesa del clúster de automoción desde hace casi dos décadas. De hecho, el proyecto se llegó a anunciar en diferentes ocasiones y con distintos presidentes al frente de Ceaga, desde Antonio Vega a Francisco Anguera o Luciano Martínez Covelo, y siempre se ha incluido en los sucesivos planes estratégicos del sector; pero nunca llegó a cuajar.

Sí se han hecho experiencias piloto a través de plataformas “virtuales” para que los fabricantes de componentes compartiesen transporte, tanto para aprovisionarse ellos como para enviar sus piezas y componentes a los distintos OEM para los trabajan, pero nunca se llegó a poner en marcha una central logística física. Hasta ahora.

Compartir el artículo

stats