Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

Una propuesta yóguica

Fernando Franco

Una propuesta yóguica

Treinta y cinco años dedicados al estudio y práctica del yoga y veinte años llevan al menos en Madrid, desde que fundaron el Yoga Center. Westley Eckhardt & Gauri Agulla están estos días en Vigo para ofrecer en el Centro de Yoga Sananda un programa especial para darle a tu mente un respiro y dejar que tu cuerpo se prepare para disfrutar de la práctica. Será este mismo sábado en ese centro que dirige Madhana Mohan, de 10 a 13 h. con Westley, con un camino hacía la Conciencia, Meditación y Psicología Flexible y de 16 a 19 h. con Gauri y el cuidado exquisito del cuerpo y la espalda. Y ser tan felices como estos que veis en la foto, alumnos del Yoga Sananda, parecen. Informaos, alistaos y veréis.

¡Qué noche la de Porteiro!

Ayer tuve cita con mi señora María Xosé Porteiro en el Club FARO para hablar de prostitución. Bueno, habló ella porque yo solo fui a presentarle su libro “Cobardes”, que nos adentra en el ambiente sórdido del puterío del Vigo de los años 80. Es la noche, my friend, la noche es de lo que se habla en este thriller cuya ambientación me resulta tremendamente familiar por lo vivido. Mira que conozco hace tiempo a María Xosé, desde su primera juventud cuando hacía teatro en Esperpento o por ahí, antes de que desarrollara un itinerario en el periodismo, en la política... desde el Ayuntamiento de Vigo a la representación de la Xunta en Latinoamérica o la presidencia del Museo del Ferrocarril, por no contaros más “liortas” en las que anduvo envuelta. Bueno, a mí eso me da igual, lo que me importa de María Xosé es su sonrisa, su espíritu cálido y abierto y su amistad de siempre y que ayer conectó con el público del Club FARO para hablar sobre esta novela que publicó en gallego en 2001 y ahora aparece en castellano.. Por medio, tres libros de esta feminista comprometida con los derechos humanos que tanto participó en la vida pública gallega.

De faena en La Aldeana

La mujer que vive conmigo casi no me habla porque me dejé arrastrar por mis compromisos culinarios y llevo cuatro días rompiendo la dieta por todas partes. El sábado comí con Loló Domínguez “Lolailo” y Jaime “Capitán” en La Aldeana, ese bar de Rosalía de Castro, 6, donde admiré la afabilidad y maestría en la relaciones públicas de uno de sus dos propietarios, no sé si Antonio o Manuel David porque me los confundo. Hablaré un día de ellos porque tienen un historial hostelero tremendo. Ya se nota. Inmenso pulpo allí, insuperable tortilla y un centollo que tenía la comida de dos. Ayer estuve comiendo en el Habemus de Bouzas, sí, el de esa encantadora hostelera llamada María Isabel, y su trío filial, bar del que ya hablaré pero no me olvido del viernes noche en que me fui al Son Vento.

En el Son Vento, de cena

Cené el viernes en el Son Vento con el odontólogo y adicto al yoga Jacobo Álvarez, el médico amigo Roberto Pérez, el publicista Julio César Flores y maestros de yoga como Denis Criado, Yessica Fernández-Cruz... El Son Vento, antiguo Marina Davila en el Muelle de reparaciones de Bouzas, está ahora en manos de Agustín Salinas y Adán Lorenzo, que tiene también el Marítimo de Canido, con Manuel Tuche como responsable de eventos. Bajo la batuta del chef Manu Núñez comimos una lubina al horno en estado de Gracia Serenísima y no cuento los entrantes diversos con que nos solazaron. Gran profesionalidad, gran cocina, sitio de confianza suma.

Compartir el artículo

stats