Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conxemar "engrasa" la recuperación de la hostelería de Vigo

Puestos de la última edición de Conxemar, en el Ifevi. | // ALBA VILLAR

Más allá del sol, la playa, la gastronomía y las Cíes, ganchos que atraen a miles de visitantes todos los veranos; o incluso más allá de las luces de Navidad, un fenómeno de masas que deja riadas de turistas en diciembre, el gran motor turístico de Vigo –sobre todo en temporada baja– es su músculo empresarial. Salvo en épocas contadas del año, lo que realmente “tira” de los hoteles son los viajes de negocios, los congresos, las ferias, las reuniones profesionales y las convenciones. En 2020 la pandemia gripó en cierto modo ese motor. La expansión del teletrabajo, la anulación de reuniones y la cancelación de ferias privó a los alojamientos de uno de sus pilares clave. El sector hubo de esperar meses hasta que, de forma tímida y lejos aún de los niveles pre COVID, el calendario empezó a descongelarse.

Entre las citas que se recuperaron en 2021 destaca Conxemar, la feria de la industria del congelado que todos los años reúne en Vigo a miles de profesionales. La crisis sanitaria obligó a posponer la edición de 2020; en el 2021 se pudo retomar a principios de octubre con 22.000 visitantes de 95 países, cifras que no alcanzan aún los 37.000 asistentes de 2019, pero que supusieron igualmente un chute de oxígeno para los hoteles. Así lo reconocía el sector en su día y así lo confirman ahora los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestran cómo octubre ha registrado el mayor alza interanual de visitantes en lo que de 2021.

El mes pasado los técnicos del INE contabilizaron en Vigo 31.583 visitantes que pagaron por 67.353 pernoctaciones. Representan, respectivamente, un 127 y 98% más que el año anterior, cuando la pandemia complicaba aún la movilidad y mantenía diezmada tanto la parrilla de trenes como la de vuelos de Peinador. De hecho, el observatorio anotó solo 2.100 visitantes menos que en 2019, el último año libre del “efecto coronavirus”. Pueden parecer muchos, pero el mes anterior la brecha negativa había sido de unas 9.400 personas.

Gracias al empuje de Conxemar, sumado a la paulatina recuperación del calendario de citas profesionales y los viajes de ocio, entre enero y octubre el INE sumó 224.500 visitantes y 522.600 pernoctaciones en Vigo. Son datos considerablemente más altos que los de 2020, pero inferiores aún a los del escenario anterior al COVID.

La afluencia de visitantes no es el único indicador de la huella de Conxemar en la hostelería. De nuevo según los datos del INE, el mes pasado la tarifa media que se cobró en los hoteles de Vigo rondó los 67 euros, la segunda mayor de todo el ejercicio. Solo la supera agosto, con una minuta promedio de 88,5 euros. El dato de octubre superaría por ejemplo al de julio (64) o septiembre (66). Desde el sector reconocen que, además del flujo de visitantes que deja, Conxemar es una fecha clave de su calendario por el perfil de sus profesionales: ejecutivos, empresarios y comerciales con un elevado poder adquisitivo. En condiciones habituales, sin el fantasma de la pandemia de por medio, es habitual de hecho que se hagan reservas para Conxemar con varios meses de antelación.

Compartir el artículo

stats