Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aquí ya no se admite el bono cultural

En la Librería Nobel ya han colocado un cartel informando a sus clientes de que ya no pueden admitir más bonos culturales. Pablo Hernández

A Beni Bermúdez, de la Librería Prisma, le avisaron el pasado lunes por la mañana de que había llegado al tope de facturación. No tuvo más remedio entonces que colocar un pequeño cartelito en la entrada de su establecimiento en el que informaba a sus clientes de que ya no podrían canjearse más bonos culturales en su local, a pesar de que el plazo para beneficiarse de los descuentos no finaliza hasta el próximo 31 de diciembre.

En la misma situación se encuentra también Nobel, desde donde Maribel Ferreiro indica que “en cuanto recibimos la notificación de que ya no se podían canjear aquí más bonos, pusimos un cartel e informamos a nuestros clientes, porque muchos desconocían que las librerías teníamos un límite”.

Así, de los 52 establecimientos vigueses en los que se podían aplicar los descuentos, junto a estas dos librerías, también se cae de la lista la Casa del Libro, que ya ha agotado el límite, y otros, como es el caso de la librería Mendiño, ya están a punto de alcanzar el cupo máximo de facturación.

Nos sorprendió la fecha, no esperábamos que solo nos durara 15 días

decoration

Beni Bermúdez cuenta que muchos de sus clientes se han quedado “chafados”, y es que según comenta, “mucha gente estaba esperando a canjearlos más adelante, cuando llegara la hora de comprar los regalos de Navidad o cuando saliera a la venta algún lanzamiento que suele tener un precio elevado, por eso a muchos les cogió por sorpresa. A nosotros no mucho, porque ya estábamos notando que habían aumentado las ventas y estaba teniendo una buena acogida, pero sí nos sorprendió la fecha, no esperábamos que solo nos durara 15 días”.

En este sentido, este librero vigués apunta que permanecen a la expectativa por si la Xunta decidiera ampliarlo, al igual que había sucedido con el Bono Activa Comercio en su momento.

Por su parte, Maribel Ferreiro destaca que “ha sido una gran oportunidad para nosotros, porque muchas personas se acercaron a nuestra librería y hemos vendido muchos libros infantiles”, a lo que añade que: “Ojalá fuera posible repetirlo en más ocasiones, porque es una gran iniciativa”.

Otra de las librerías viguesas en la que ya no se pueden canjear los bonos culturales es Prisma. Pablo Hernández

La Xunta descarta su ampliación

Ambos libreros comentan que ya sabían desde el principio que el número de bonos que se podían canjear en sus negocios tenían un límite. Y es que en los requisitos para la adhesión de los establecimientos al Bono Cultura, publicados el pasado 18 de octubre en el Diario Oficial de Galicia, ya se especificaba que el tope de facturación por negocio era de 20.000 euros.

A pesar de que algunos de los establecimientos en la ciudad ya han alcanzado estas cifras y mantienen la esperanza de que pueda ampliarse, desde la Consellería de Cultura se indicó ayer que “de momento, no hay previstos cambios en esta fase en el funcionamiento del bono, pues aún está lejos de consumirse el crédito disponible”. En este sentido, fuentes de la Xunta de Galicia insistieron en que la iniciativa está teniendo “una excelente acogida en la ciudadanía y en el sector cultural”.

En la actualidad, este bono cultural impulsado por el Ejecutivo gallego puede emplearse tanto en compras de productos culturales como para entradas de espectáculos. Así, el Auditorio do Mar se sumó recientemente a lista de establecimientos de la ciudad en los que canjear los descuentos y, para ello, los interesados pueden adquirir las entradas online y la rebaja en el precio se le aplicará posteriormente en la taquilla, según indicaron desde la consellería. Los locales interesados en participar y adherirse a la iniciativa todavía están a tiempo de hacerlo, puesto que el plazo todavía finaliza mañana.

Compartir el artículo

stats