Estuvo a prueba varios días y los resultados han sido favorables. El efecto Vialia ha llevado al Concello a oficializar el primer gran cambio de tráfico en Vigo apenas un mes después de la inauguración del Centro Comercial. El acceso de miles de personas -700.000 en sus primeros quince días- hacia la gran superficie en determinadas horas y días de la semana provocó serias retenciones de vehículos que se pretenden reducir con esta nueva medida. Será a partir de la próxima semana.

El cambio en una de las calles del entorno de Vialia estuvo a prueba, pero la Concejalía de Tráfico acaba de anunciar que el cambio será definitivo a partir del próximo 17 de noviembre. Primero se testó con agentes de Policía Local regulando la circulación y ahora se ha cerrado con una valla y una señal de prohibido. A partir de la próxima semana no se podrá circular por este vial en sentido ascendente.

¿Qué cambia en los accesos a Vialia?

Desde hace unos días los vehículos que salen del Centro Comercial Vialia o que llegan por Lepanto no pueden subir por la Bajada a la Estación. Este pequeño vial, hasta ahora de doble sentido de circulación, estaba generando serios problemas los días de mayor afluencia. ¿Por qué? Los coches que subían por él hacia Urzáiz debían frenarse en el semáforo y la cola llegaba pronto a la rotonda, lo que la dejaba inutilizada.

Te puede interesar:

Ahora ya no se puede subir por la Bajada a la Estación. Si los resultados son los esperados, probablemente pasará a hacer cien por cien gala de su nombre y quedará solo de bajada hacia la rotonda de Lepanto.

De esta esta forma, todos los vehículos que salgan de Centro Comercial Vialia hacia la glorieta de Lepanto solo podrán seguir en dirección a Alfonso XIII. Para llegar a Urzáiz la alternativa será ascender luego por Cervantes.