Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contenedores con alma en el MARCO

Manuel Quintenla, ante una de las muestras de la exposición que se puede ver en el MARCO. | // M.G. BREA

Corría el año 2012, cuando un día cualquiera, un rayo de sol se posó magistralmente sobre un contenedor de obras de Madrid. Un segundo de luz perfecto hizo que Manuel Quintenla Martelo –natural de Roxos, Santiago y presidente de la Real Academia Gallega de Bellas Artes–, fotografiase aquel gran depósito de cascotes que tardó algún tiempo en desempolvar. A partir de ese entonces los contenedores de obra empezaron a alcanzar otro significado. Barcelona, Bilbao, Vigo, o Santiago, fueron algunos de lugares escogidos por el artista plástico para registrarlos con el objetivo de su cámara. “Al principio tomaba fotografías por Madrid, pero de ahí pasé a Barcelona y otras ciudades. Luego dibujaba bocetos y los pintaba a gran escala, nunca a tamaño real, pero sí me interesaba que se plasmase una gran dimensión”, explica Manuel Quintana.

La amplitud en sus cuadros tiene gran relevancia para proyectar esa magnanimidad que representan los contenedores. El más grande mide 7,80 metros de ancho por 2,60 de alto. Todos llevan inscritos la calle y el número donde fueron fotografiados. “Lo importante es el desarrollo desde la idea inicial, pasando por las acuarelas hasta la pieza final”, matiza Quintana. Un compendio de 42 obras repartidas en 6 salas del Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO), y que ha sido presentado ayer, refleja la pasión de Quintenla por transmitir las sensaciones y vivencias que acaban vertidas en un contenedor de obra.

Una percepción que ha impresionado al alcalde de la ciudad y presidente de la Fundación MARCO, Abel Caballero, también presente en la inauguración, quién destacó “la excelencia de la obra, que recoge los sentimientos, sensaciones y recuerdos de la gente, ya que, los restos de una obra siempre son parte de lo dejamos atrás”. Además, Caballero, puso de relieve la calidad del pintor santiagués calificándolo de “inconmensurable”. La exposición, que estará abierta al público hasta el 27 de febrero, viajará después a Bilbao, donde han manifestado su enorme interés en albergar la obra de Quintenla.

Arte urbano

Al acto inaugural también acudieron, entre otros, el comisario de la exposición y exdirector del Museo Reina Sofía, Juan Manuel Bonet, el director del MARCO, Miguel Fernández-Cid, y el concejal de cultura, Abel Losada. “Lo conozco desde los años 80 y desde que decidió hacer esta serie repetida, con la que vuelve una y otra vez a la referencia, he seguido su obra, y a partir de ahora, para mí y para los que vean la exposición, cada vez que vean un contenedor, adquirirá otro cariz, desconocido hasta el momento, y eso será gracias a Quintana Martelo. Una iluminación que nos reportará muchas satisfacciones”, señaló Juan Manuel Bonet, comisario de la exposición. La utilización del arte urbano para trasladar sensaciones reales, sentimientos cotidianos, está en la impronta de Quintenla. Con influencias del pop inglés y con un una formación vanguardista, el último cuadro de Containers, esconde un interrogante entorno a la continuación de la serie. La pericia de los visitantes será clave para descubrir su identidad.

Compartir el artículo

stats