Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escalada de los alquileres en Vigo iguala e incluso supera ya el coste de las hipotecas

Un joven observando un edificio de Hispanidad con pisos en alquiler FdV

La escalada que acumulan los alquileres en Vigo, impulsada por la escasez de obra nueva, la alta demanda y el cierre del grifo del crédito, ha llevado al mercado inmobiliario a un equilibrio tan peculiar como complejo: hoy, en la ciudad, puede costar más o menos lo mismo arrendar una casa que pagar las cuotas de su hipoteca. En la balanza entre compra y alquiler, el fiel marca una posición casi horizontal, en equilibrio; cayendo a menudo incluso del lado de la compra. Al menos para quienes tienen el colchón necesario para abonar entre el 25 y 20% de la entrada de una vivienda –además de los gastos de gestión iniciales– y desbloquear de ese modo la financiación bancaaria. Así lo dibujan los organismos públicos que se encargan de “tomar el pulso” al mercado local.

El INE fija en 1.544 euros el precio del m2 de las viviendas vendidas en Vigo

Según los últimos datos del Observatorio da Vivenda de Galicia, el precio medio del alquiler en la ciudad rondaba en agosto los 527,3 euros, el valor más alto de las siete ciudades de la comunidad.

  • Vigo solo tiene disponibles cincuenta viviendas de alquiler por debajo de 400 euros mensuales

    La mayoría son estudios de una habitación y menos de 40 metros cuadrados

No dista mucho de las cuotas que paga por término medio un vigués que suscriba una hipoteca. El Instituto Nacional de Estadística (INE) estimaba en el segundo trimestre del año que quien quiere comprar una casa en Vigo paga 1.544,1 euros por cada metro cuadrado (m2), valor que, en función de si la propiedad tiene más o menos de cinco año, se queda en 1.851,2 o 1.541 euros.

En 2018 un estudio del Ministerio de Fomento calculaba que, de nuevo en promedio, los pisos en alquiler de la ciudad tenían un tamaño de 93,4 m2. Si se aplica el precio estimado por el INE, el dato arroja que un “piso modelo” en la ciudad puede costar alrededor de 142.500 euros. ¿Qué hipoteca implicaría hacerse con una casa así? Para responder hay que tener en cuenta un buen puñado de factores: edad del comprador, su situación laboral, el plazo durante el que quiere afrontar las cuotas y, sobre todo y lo más importante, el dinero que puede adelantar de su propio bolsillo.

  • El disparado precio del alquiler aflora un mercado negro de pisos compartidos en Vigo

    Inquilinos subarrendan habitaciones para poder pagar la abultada renta mensual

En el caso de un comprador de 35 años, con contrato indefinido y un sueldo de 1.200 euros, que adelante el 20% del precio de la vivienda –aproximadamente 28.500 euros– y suscriba la hipoteca a 25 años, las cuotas rondarían de aproximadamente –según los buscadores online– 522 euros. Si se prolonga a 30 años, bajaría a 453, 74 euros menos que el alquiler medio.

Si se toma como referencia el informe de Gesvalt del tercer trimestre de 2021, en Vigo el metro cuadrado de la vivienda en venta ronda los 1.754 euros, lo que elevaría el precio de un apartamento de 92,3 m2 a casi 161.900 euros. Al hacer el cálculo con las mismas condiciones –adelantando el 20%–, las mensualidades de la hipoteca se quedarían en 592 euros si se contrara a 25 años o 514 en caso de que el contrato se suscriba para tres décadas. En ese caso, la opción actual del alquiler sería más económica.

La comparativa varía en cualquier caso, además de por las condiciones de quien compra o alquila, por el tipo de vivienda e incluso por dónde se sitúa. Los datos del Observatorio da Vivenda de Galicia muestran que los valores oscilan de forma notable a lo largo de la ciudad. Poco tienen que ver, por ejemplo, los entre 440 y 460 euros del entorno de Teis con los 620 de Areal y Rosalía de Castro. Algo similar ocurre en el mercado de compraventa.

  • Vialia-Ciudad de la Justicia, la nueva manzana de 'oro'

    “Los precios aún subirán”, avanzan las agencias

En Idealista puede encontrarse por ejemplo un piso de segunda mano de 125 m2 en Coia por 140.000 euros, lejos de los 350.000 euros que, apuntan desde el sector, se piden por otro de aproximadamente el mismo tamaño (130 m2) que acaba de levantarse en el entorno de Vía Norte, una zona que se ve ahora impulsada por la apertura del centro comercial Vialia y la próxima activación de la sede judicial.

Desde el sector inmobiliario se percibe la equiparación del coste de las cuotas de las hipotecas y el arrendamiento. “Lo difícil es ahorrar para el pago, tener la capacidad de adelantar el 20% inicial y los gastos, sobre todo para quien está viviendo de alquiler. En cierto modo es la pescadilla que se muerde la cola”, explica Carlos Carrera, de Trato Directo. La clave, explica, depende en gran medida del plazo por el que se suscriba la hipoteca, un período que –apunta Inmobiliaria Amigo– ronda los 30 años. Según los datos del Observatorio e INE, el alquiler ha subido un 18,8% en el último lustro; el precio de la compraventa –segundo semestre de 2017 a 2021–, alrededor de un 16%.

Compartir el artículo

stats