Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos de AtlantTIC se alían con Inster, uno de los principales proveedores de Defensa

El acuerdo alcanzado permitirá transferir la tecnología desarrollada por el grupo COM de la Universidad de Vigo en el ámbito de cargas útiles para drones con aplicación en seguridad y telecomunicaciones

Vuelo de prueba de la tecnología desarrollada por el grupo COM en Porto do Molle.

El grupo de Antenas, Radar y Comunicaciones Ópticas (COM) de la UVigo acaba de dar un importante paso para transferir su conocimiento a la industria. Los investigadores han alcanzado un acuerdo con la empresa Inster, una de las principales proveedoras del Ministerio de Defensa, para integrar su tecnología en el catálogo de productos de la compañía y que ésta pueda licenciar sus patentes.

La colaboración se desarrollará en el ámbito de los radares y otras tecnologías asociadas a los vehículos no tripulados (UAV) para su aplicación en los ámbitos de la seguridad y las telecomunicaciones. Y estará liderada por el investigador Borja González Valdés, del grupo COM, y María Graña, responsable tecnológica de Inster, que cuenta con una sede en Porto do Molle.

El grupo COM, que pertenece al centro de investigación AtlantTIC, es uno de los equipos de las universidades gallegas con más contactos en la industria y un mayor volumen de transferencia. En 2020, lideró la facturación de la UVigo a través de contratos con empresas y su actividad le supuso a la institución uno de cada cinco euros ingresados por este motivo.

Por su parte, Borja González fue el único español premiado a principios de este año en la competición MyGalileoDrone de la agencia europea GSA con una aplicación para drones que optimiza y reduce los costes de las inspecciones de las antenas inteligentes 5G.

Borja González Garcés

Este proyecto cuenta con el respaldo de la convocatoria Ignicia de la Xunta para dar el salto a la industria . Y la alianza con Inster, con la que el grupo COM ya colaboraba en una iniciativa anterior, surge precisamente en el marco de las presentaciones de esta tecnología a potenciales empresas interesadas en licenciarla.

Gracias al acuerdo que acaban de alcanzar, la compañía, cuya sede principal está en Madrid, podrá desarrollar nuevas oportunidades de negocio y proyectos conjuntos de investigación con los expertos de la UVigo.

“La empresa trabaja a demanda, pero la idea es que vayan integrando poco a poco nuestra tecnología y si les parece interesante lo que desarrollamos y les resuelve sus necesidades nos licencien la patente para que puedan venderla. Se trata de adaptar lo que hacemos a sus problemas”, explica González.

“El acuerdo con Inster engloba cualquier tecnología que desarrollemos en el grupo. Hay un compromiso para mantener la colaboración e informarlos de nuestros avances y también para proponerles soluciones concretas cuando nos las pidan”, añade.

La compañía, que pertenece al grupo CPS, diseña y fabrica productos tecnológicos para aplicaciones de movilidad con muy altas prestaciones en el entorno militar y ferroviario, así como para operadores de telecomunicaciones. Y desde hace más de dos décadas es una de las primeras proveedoras del Ministerio de Defensa.

“Una de sus soluciones, que comercializa en varios países, es un ala fija. Y quieren ver si es posible integrar alguno de los radares que nosotros desarrollamos para realizar búsquedas de personas o vehículos en superficie, en el suelo. Cualquier elemento que vaya a bordo de una aeronave tiene que pesar lo mínimo posible y estamos trabajando para conseguir adaptar lo que tenemos a su producto y que ellos puedan ofrecer a sus clientes un mejor servicio”, comenta el investigador.

Detección de minas

El grupo COM y la empresa Inster ya colaboraban en un proyecto relacionado con el uso de drones para la detección de minas antipersona. Se desarrolla dentro del programa Coincidente, con el que el Ministerio de Defensa busca incorporar soluciones tecnológicas innovadoras.

“Termina a finales de 2021 y durante estos dos años hemos hecho pruebas piloto con el Ejército para detectar minas con radares embarcados en drones”, detalla González.

Es otra de las soluciones tecnológicas que le podrían interesar a Inster y cuya integración en su catálogo facilitaría el acuerdo de colaboración público-privada.

La dinámica de las empresas y la pandemia han dificultado a los investigadores del grupo COM llegar a nuevos acuerdos para transferir su conocimiento. “En general, la industria busca el beneficio rápido y solo le interesan las tecnologías que ya tengan un cliente final. Teníamos muchas empresas interesadas en probar nuestras tecnologías pero la situación sanitaria lo paralizó todo. Esperamos que a partir de ahora, además de este acuerdo con Inster, empiecen a aparecer más oportunidades”.

Compartir el artículo

stats