Que un cliente se niegue a abonar una carrera es una circunstancia que, lamentablemente, los taxistas tienen que afrontar de vez en cuando. Lo que no es tan habitual es que el usuario cometa el 'simpa' sin el más mínimo plan de escapada. O solo con uno absurdo: el de disimular que está durmiendo en el asiento trasero del coche.

Pues eso es lo que le ocurrió a un conductor que ayer desde el aeropuerto de Peinador requirió la presencia de la Policía Local de Vigo. Los hechos ocurrieron a las 9:00 horas, cuando un cliente para el que había hecho un servicio se negaba a abonar la carrera.

El profesional explicó a los agentes que había recogido al pasajero en Pontevedra, y que este le había indicado que quería que la ruta fuese por la autopista. Como quiera que hay peajes, informó al cliente de que estos corrían por su cuenta, a lo que este replicó que "disponía de dinero de sobra".

Una vez en el aeropuerto, se negó a abonar la carrera. A la llegada de la Policía Local el individuo se encontraba en el interior del vehículo fingiendo dormir; cuando le pidieron que pagase lo que debía. Se negó de nuevo y al apearse arrojó unas monedas de 20 céntimos en el interior.

Los agentes volvieron a solicitar su identificación, hasta que facilitó de palabra: E. O. N, de Mozambique, sin más datos, y cambiando esta información en varias ocasiones.

Como quiera que estaba indocumentado, y no facilitaba su identificación, los agentes procedieron a su detención por un supuesto delito leve de estafa.