Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro de salud de Bouzas empieza a pasar consulta el martes con 800 usuarios inscritos

Arranca con un médico y crecerá según la demanda | Feijóo avanza la aprobación del Plan de Infraestructuras de Atención Primaria

Desde la izq., García Comesaña, Fernández-Tapias, Marnotes, Porro, Núñez Feijóo y Egerique. | // P. H. G.

“Teníamos una deuda con Bouzas, lo sabíamos perfectamente y había que pagarla”. Así se manifestó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una visita al largamente demandado centro de salud de esta parroquia, que comenzará a pasar consulta el próximo martes, 2 de noviembre, con un profesional de Medicina de Familia, otro de Enfermería y un administrativo en horario de mañana. Por el momento, 800 personas han solicitado ser atendidas allí.

El presidente gallego, que estuvo acompañado por el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en su visita, explicó que el nuevo centro, ubicado en la Alameda de Suárez Llanos, irá incorporando profesionales en función de la demanda. Hay espacio para tres consultas de Medicina y tres de Enfermería en turno de mañana y otros tantos de tarde. Núñez Feijóo subrayó que tiene capacidad para dar asistencia a más de 8.000 usuarios. “Todos los vecinos adultos de Bouzas pueden tenerlo como centro de salud de referencia, les corresponde a ellos anotarse”, indicó.

Finalmente, la plaza de facultativo con la que se estrena el centro será de nueva creación y no se desplazará desde otro centro de la ciudad. Será una doctora que estaba en una reserva de plaza en Gondomar la que la ocupe con una interinidad.

Feijóo destacó que esta “infraestructura de proximidad” –para que los residentes no se tengan que desplazar hasta López Mora, Navia o Beiramar– ha respetado el parcelario antiguo de este casco histórico protegido y en un terreno de “poco más de 430 metros cuadrados”. Agradeció a Corina Porro la cesión de la parcela durante su Alcaldía –de 2003 a 2007– y que el actual Gobierno local la haya mantenido.

Descontento en Praza do Rei

El portavoz de este último, el edil Carlos López Font, por su parte, criticó que la Xunta invitara al alcalde de Vigo, Abel Caballero, a la visita “con 24 horas de antelación”. “Lo hacen en un día que está fuera de la ciudad el alcalde y sin tiempo de reaccionar”, reprochó y añadió: “Aportamos el suelo para este centro de salud y es una descortesía.

Plan de Infraestructuras de la Atención Primaria

Por otra parte, el titular del Ejecutivo gallego aprovechó la visita para avanzar que el Consello da Xunta dará hoy luz verde al “el último y definitivo Plan de Infraestructuras de la Atención Primaria”, un documento en el que se definen las actuaciones prioritarias para el Sergas en base al análisis de las necesidades existentes. Feijóo defendió que con este plan “se cumple el objetivo de hacer un nuevo servicio gallego de salud” como pilar fundamental de la administración autonómica, en un contexto postpandemia.

Además, el presidente gallego, hizo un repaso por las inversiones pasadas, presentes y futuras en el área sanitaria viguesa, empezando por el Álvaro Cunqueiro. “No me puedo imaginar qué pudiera haber ocurrido en la pandemia sin ese hospital” y presumió “colas en urgencias”, “UCI sin sitio para todos” y teniendo que “elegir a quien poner respirador”. Resaltó también la remodelación del Meixoeiro, que ahora se completará con casi 4 millones para la climatización de las habitaciones. Recordó los otros 6 millones previstos para equipamientos y obras en el Chuvi. También los 18 millones invertidos en Atención Primaria del área desde 2019 o los 12 que se destinarán para el centro de salud más grande de la ciudad, el que se habilitará en el edificio de la Audiencia, y los 7 millones en otros ambulatorios de la comarca.

Medio centenar de personas al día piden la primera dosis

En el Hospital Álvaro Cunqueiro se sigue repescando a aquellos que, por diversas circunstancias, aún no se han pinchado la primera dosis de la vacuna frente al COVID-19. Sea a través de la autocitación, la asistencia sin convocatoria o la repesca, la Dirección de Enfermería del Área Sanitaria de Vigo estima que acuden diariamente medio centenar de personas para iniciar la pauta. Muchos de ellos son extranjeros y no necesariamente residentes en la comarca. En una fase en la que lo importante es llegar al mayor número de personas, ya no se pone ningún requisito para poder recibir la inyección.

Compartir el artículo

stats