La Guardia Civil intervino en el muelle de O Berbés de Vigo más de media tonelada de atún de distintas especies, por carecer de la preceptiva documentación que requiere la normativa que regula la pesca de estas especies.

Fue en el marco de un operativo desarrollado por efectivos del Seprona de la Guardia Civil de Vigo, que contó con la colaboración del servicio de Sanidad Alimentaria de la Xunta de Galicia. El pasado lunes realizaron una inspección en uno de los almacenes del puerto pesquero de O Berbés, donde se localizaron 4 piezas de atún rojo y otras 4 de atún patudo, además de una caja con 7 kilos de mollejas que habían sido extraídas de los mismos ejemplares.

En el momento de la inspección se pudo comprobar que las especies, que arrojaban un peso de 648 kilos, carecían de los precintos reglamentarios y se encontraban sin cabeza y sin aletas.

Al no poder acreditar el responsable su legal procedencia, se procedió a la intervención de los atunes que fueron entregados en varios centros benéficos de Vigo y Redondela.

Por su parte, el propietario fue denunciado por vía administrativa como presunto autor de sendas infracciones a la normativa europea en materia de pesca y sobre sanidad alimentaria y etiquetado de la Xunta de Galicia.