Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mayores de Teis juegan su partida más reivindicativa

Usuarios del Centro Social de Teis, durante la protesta junto a la playa de Ríos. | // PABLO HERNÁNDEZ GAMARRA

La de ayer no era una tarde de brisca más. Era una partida reivindicativa para protestar porque el Centro Sociocomunitario de Teis, de titularidad autonómica, sigue cerrado para el ocio de los más veteranos. “Somos personas mayores y necesitamos un refugio para estar juntos y para comentar nuestras cosas”. Martina Seara es una de las usuarias del centro social, lugar de reunión de los mayores del barrio desde hace más de dos décadas, pero que desde la pandemia permanece cerrado como lugar de socialización para la tercera edad.

Desde entonces, muchos de estos antiguos usuarios del centro han estado yendo a la playa de Ríos, en la Punta, donde llevan sus propias sillas e incluso mesas para poder mantener el contacto y jugar su partida de brisca, escoba o cinquillo. Y allí han estado todo el verano y hasta hace poco, bajo la sombra de un aguacatero para resguardarse del sol o refugiados contra el muro del astillero Montenegro cuando hacía más frío y viento. Pero ahora se acerca el invierno y ya no tienen dónde reunirse.

Según denuncian los afectados, el centro solo está abierto para actividades como talleres de memoria o gimnasia. “El 1 de octubre me quedé estupefacta cuando vi que habían quitado las mesas y las sillas del salón donde solían echar la partida los mayores y ahora había colchonetas”, lamenta Begoña Cancelas, hija de una usuaria del centro.

“Ya nos dijeron que para octubre, pero va a pasar el mes y nada. ¿Qué les cuesta poner unas sillas y dejarnos estar allí, simplemente”, cuestiona Laura Rodríguez, de 83 años. Esta vecina de Rorís lamenta que cuando podían ir al centro social ella llegaba por sus propios medios, bajando desde su casa hasta Buenos Aires, pero para ir a la playa depende de taxis, que le cuestan unos 14 euros. “Somos mayores y la mayoría enfermos y necesitamos estar con gente de nuestra edad. Allí ves a la gente, hablas, lees el periódico o juegas a las cartas y eso para nosotros es muy importante”.

Desde la Xunta, por su parte, confirmaron que desde la pandemia el centro solo estuvo acogiendo actividades reservadas, pero que ayer mismo salió publicada la orden de fin de restricciones en los centros, por lo que desde hoy, martes, se debería volver a poder hacer un uso total de las instalaciones sin límite de aforos.

Compartir el artículo

stats