Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca saca a concurso el alquiler de 43 electrolineras con una duración de 15 años

El presupuesto total del arrendamiento sin IVA es de 9.890 euros

Montaje de furgonetas eléctricas en Stellantis Vigo. Ricardo Grobas

Zona Franca ya tiene lista la documentación necesaria para sacar a concurso el arrendamiento de 43 electrolineras que ocupan 512 m2 en los parques empresariales y polígonos de los que es titular. En concreto se instalarán 10 puntos de recarga para vehículos eléctricos en Porto do Molle, cinco en Bouzas, 22 en Balaídos, 2 en Valadares y 4 en A Granxa. La mayoría de ellos (37) estarán ubicados a la intemperie y 6 de ellos en instalaciones interiores. La duración del contrato será de 15 años con posibilidad de prórroga por otros cinco adicionales.

Desde Zona Franca destacan que “ el presente es el coche eléctrico” y que la presencia de electrolineras facilitará la movilidad eléctrica, especialmente la industrial, en el área de Vigo, donde ya se están construyendo furgonetas y coches eléctricos. “Tenemos que tener una red potente para dar cobertura”, señalan.

Los puntos de recarga en instalaciones interiores estarán disponibles en cualquier momento para los inquilinos que dispongan de, al menos, una plaza arrendada de aparcamiento.

Por su parte, las electrolineras exteriores serán de acceso público durante las 24 horas y todos los días del año, excepto algunas especificaciones en varios de los emplazamientos. Cada punto de carga ocupará un espacio equivalente al de una plaza de aparcamiento, con el correspondiente cargador y acometida a la red de suministro.

La puesta en funcionamiento deberá realizarse durante el primer año de vigencia del contrato y las obras tendrán que empezar en los primeros 6 meses. Este plazo podría ampliarse a 2 años en aquellos emplazamientos donde estén pendientes los trabajos de acometida por parte de la compañía distribuidora.

El importe total de arrendamiento asciende a 9.890 euros, sin incluir el IVA, y el de cada unidad arrendada será de 230 euros. Además, los licitadores tendrán que asumir el pago de los pagos detallados en el contrato.

El pliego también fija una fianza correspondiente a dos mensualidades de la renta ofertada y una garantía adicional por un importe equivalente a diez mensualidades. El importe conjunto representará el importe equivalente a una anualidad.

Los arrendatarios deberán hacerse cargo de los costes correspondiente a los trabajos de instalación de los puntos de suministro, incluidos los que deba abonar a la distribuidora, además de realizar por su cuenta la infraestructura necesaria para la recarga de vehículos eléctricos, los sistemas de control comunicaciones, las infraestructuras asociadas para la alimentación y medida de energía eléctrica y las obras civiles. El contrato fija asimismo la obligatoriedad de explotar la actividad de forma continuada.

Compartir el artículo

stats