Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El drama de no tener médico de cabecera: "He tenido en un mes tres citas con tres doctores diferentes"

Sabela Sanromán, con la reclamación puesta en el centro de salud de Pintor Colmeiro. Marta G. Brea

Los centros de salud del área sanitaria de Vigo han ido progresivamente recuperando la presencialidad en las últimas semanas. Ya se pueden solicitar citas físicas con los médicos de familia a través de la web y la app del Sergas. Pero pese a ello la Atención Primaria está lejos de atravesar un buen momento. Porque la saturación asistencial de los profesionales sigue siendo una realidad. El motivo es el de siempre: el Sergas no sustituye a los facultativos que están de baja o disfrutando de algún permiso, lo que obliga al resto de doctores a asumir los enfermos del compañero que no trabaja. Esta saturación no solo afecta a los profesionales, sino también a los propios pacientes, que ven cómo sus médicos de cabecera llevan tiempo ausentes y cada vez que tienen que realizar una consulta les atiende un facultativo diferente, lo que puede dificultar el adecuado seguimiento de alguna patología.

Uno de los casos más llamativos es el de la nigranesa Sabela Sanromán. Se mudó a Vigo hacia finales de verano por motivos de trabajo, se empadronó en la ciudad y acudió al centro de salud de Pintor Colmeiro, que es el que le corresponde, a solicitar que le asignaran un médico de familia y pedir cita debido a un problema digestivo que sufre. En su caso le dieron cita telefónica, pero como la facultativa que la atendió no resolvió la situación, volvió a solicitar una cita, que una vez más fue telefónica y con una doctora distinta. A la tercera consulta, todas a distancia, dándose cuenta que siempre le llamó una doctora distinta, sospechó que algo raro pasaba. Porque tuvo tres citas en un mes, y todas con un profesional diferente.

“Acudí directamente al centro de salud para pedir explicaciones y fue cuando me di cuenta que la médico de familia que me habían asignado al inicio llevaba varios meses de baja y no la habían sustituido, por lo que mis citas se las iban repartiendo entre varios doctores”, recuerda Sabela. Fue el propio servicio de administración del ambulatorio el que la animó a que pusiera una reclamación por lo que estaba pasando, en la que lamenta no estar siendo atendida “por un servicio sanitario de calidad ya que no tengo un médico de atención primaria de referencia y cada día me atiende una persona diferente”.

Esta circunstancia le está provocando a Sabela varias problemas. El primero, es que al estar asignada a una doctora que lleva muchos meses de baja y que por tanto no está trabajando, no puede solicitar cita con varios días de antelación, ni siquiera por la aplicación móvil, porque depende de los huecos que le queden libres al resto de médicos disponibles al resto de facultativos del centro de salud. “Me veo en una situación delicada de salud y no tengo una persona a la que acudir”, lamenta esta profesora de 29 años.

Lleva meses con problemas digestivos, y la última doctora de Vigo que la atendió le recetó unas pastillas durante diez días, después de los cuales valorarían la eficacia del tratamiento. Pero cuando fue a pedir cita para que la viese un profesional pasados esos diez días, se dio cuenta de que al no tener a un médico activo asignado no podía pedirla con tanta antelación. Y el problema de salud sigue sin solucionarse. “Le he tenido que contar mis molestias digestivas desde el inicio a tres médicos distintos porque ninguno me conocía. Y no me dan derivado al especialista”, lamenta Sabela Sanromán.

Déficit de personal en Atención Primaria

En el centro de salud de Pintor Colmeiro hay dos facultativos de familia de baja: uno en el turno de mañana y otro en el de tarde. Ninguno ha sido sustituido y la que debería atender a Sabela es una de ellas. Personas como ella no tienen una referencia médica que es fundamental para hacer un seguimiento pormenorizado y evitar que aparezcan posibles patologías graves por no detectarlas de forma precoz. Y no solo el centro de salud de Pintor Colmeiro sufre esta falta de personal, sino que es algo generalizado en los ambulatorios del área sanitaria de Vigo. La falta de sustitutos de los profesionales de baja es algo que lleva sucediendo varios años y fue una de las causas de la dimisión en bloque hace ya casi tres años de más de veinte jefes de centros de salud del área sanitaria de Vigo, que denunciaron los problemas que sufre la Atención Primaria.

Compartir el artículo

stats