Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo solo tiene disponibles cincuenta viviendas de alquiler por debajo de 400 euros mensuales

Imagen de archivo de una vivienda en alquiler en la calle Policarpo Sanz de Vigo Alba Villar

La mayoría son estudios de una habitación y menos de 40 metros cuadrados

Tan solo medio centenar. Es la cifra de viviendas en alquiler disponibles por un máximo de 400 euros al mes que hay actualmente en Vigo. Supone poco más de un 7% sobre el total de alojamientos que engordan el circuito de comercialización en arrendamiento: unos 700, cuyo precio medio se sitúa en 9 euros el metro cuadrado, un 1,8% más en la comparativa con el mes de octubre de 2020. Son datos que ofrece la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein), que concreta que la situación en el resto de las ciudades de la comunidad es similar, con un abanico reducido: 30 en A Coruña, 20 en Pontevedra, 100 en Ourense, 25 en Lugo, 30 en Santiago de Compostela y 75 en Ferrol.

La mayoría de las viviendas disponibles en el municipio olívico por 400 euros o menos mensuales son estudios de una habitación y menos de 40 metros cuadrados. Se pueden ver imágenes de estos alojamientos y consultar sus características en los portales web más conocidos. En Idealista, el más barato que aparece es un estudio de 33 metros cuadrados en la calle Taboada Leal, en el entorno de Venezuela: un bajo interior amueblado por el que se piden 350 euros al mes. Hay otro al mismo precio: un estudio de 40 metros cuadrados sin habitación en Valladares-Beade.

También hay dos por 360 euros. Un estudio de 37 metros cuadrados sin habitación en la calle Cristo -cerca de la peatonal de O Calvario- y otro sin habitación en Torrecedeira de 35 metros cuadrados. Y tres estudios por 370 euros: uno de 30 metros cuadrados sin habitación en Pi i Margall, otro en la misma zona de 36 metros cuadrados y un tercero en Rosalía de Castro de 37 metros cuadrados sin habitación. Más de la mitad de los que hay con el filtro de 400 euros como precio máximo alcanzan esta cifra límite. En portales como Fotocasa, sin embargo, la búsqueda no arroja resultados: no hay ningún alojamiento en alquiler por ese precio o más asequible.

El perfil de los inquilinos: “Personas o unidades familiares con rentas bajas o desempleadas que perciben algún tipo de ayuda social, así como jóvenes con empleos temporales o con sueldos base de media jornada”, concreta el presidente de Fegein, Benito Iglesias.

Según los números aportados por Fegein, la zona más cara de la ciudad para alquilar es el centro urbano, con Areal como eje: 10,30 euros de media el metro cuadrado. Le siguen el Casco Vello, a 10 euros el metro cuadrado de media, y Navia, a 9,50 euros el metro cuadrado. En el cuarto peldaño, aparece el entorno de la Praza de España, donde los alojamientos se arrendan a 9,3 euros el metro cuadrado de media. A continuación, se sitúan la zona del semicentro urbano y O Castro –en ambos casos, a 9,20 euros el metro cuadrado–, Balaídos –8,50 euros–, O Calvario, Camelias y Teis –en los tres casos, a 8,20 euros–, Fátima –8,10 euros–, O Berbés –7,50 euros–, Lavadores –7,10 euros– y Valladares –6 euros el metro cuadrado de media–.

El presidente de Fegein, Benito Iglesias, indica que este tipo de residencias se quedan en fuera de juego con respecto a la tendencia actual, marcada claramente por la pandemia del COVID-19: viviendas en alquiler más grandes y con buenas características de habitabilidad, con un interés creciente por las unifamiliares. La rentabilidad de la vivienda en alquiler en la urbe olívica está en un 5,3%: la más alta de la comunidad gallega junto con la de A Coruña.

"Los propietarios podrían ceder su inmueble vacío al Concello de Vigo durante un periodo de tiempo concreto"

decoration

“Nos encontramos con un mercado de la vivienda en alquiler con precios al alza que se debería solucionar con incentivos y bonificaciones fiscales a los propietarios de viviendas vacías para que las deriven hacia la vivienda en arrendamiento y, así, ampliar la oferta y cubrir una demanda que, en el caso de Vigo, es la más importante de las siete ciudades de Galicia”, apunta Benito Iglesias, que aporta una alternativa para “aumentar la oferta destinada al alquiler y, de este modo, rebajar los precios”. “Pedimos que se tenga en cuenta esta propuesta: los propietarios podrían ceder su inmueble vacío al Concello de Vigo durante un periodo de tiempo concreto, con un mínimo de cuatro años, sin perder la titularidad del mismo. Lo haría con una serie de garantías y ventajas establecidas y percibiendo por ello una renta mensual independientemente de que la casa tenga o no inquilino adjudicado. Así, se ofrece una gestión integral del arrendamiento de la vivienda, lo que permite al propietario despreocuparse de todos los trámites administrativos y jurídicos, incluso de la obtención del certificado energético”, expone antes de detallar que “esta medida podría contribuir a poner en el mercado vigués más de 600 viviendas en arrendamiento en solo 18 meses”: “Sería un plan de choque acertado y realista”.

Ayudas a los jóvenes

El Gobierno ha anunciado una ayuda destinada al alquiler de vivienda que dotará con 3.000 euros anuales a los jóvenes de entre 18 y 35 años con rentas inferiores a los 23.725 euros por ejercicio. La intención: facilitar la emancipación. “La nueva ley estatal de vivienda, pendiente de su lectura en el BOE cuando se publique, invade claramente las competencias de la comunidad autónoma de Galicia y, a mayores, es recurrible por su posible inconstitucionalidad”, critica Benito Iglesias.

Compartir el artículo

stats