El Juzgado de Instrucción 1 de Vigo ha vuelto a decretar el sobreseimiento provisional de la causa que investigaba la muerte de un motorista vigués el año pasado tras ser arrollado por una ambulancia en el cruce entre Avenida de Madrid y San Roque.

La Audiencia de Vigo había ordenado a la sala investigar lo sucedido, si bien el juzgado tras la práctica de diligencias, estima que “no ha quedado debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado lugar a la formación de la causa”.

Así, se confirma que la ambulancia iba en servicio de urgencia y precisa el juzgado que aunque por parte del conductor de la ambulancia se ha rebasado el semáforo en roja, y en consecuencia no pueda considerarse su conducción suficientemente prudente, “se estima que no llega a alcanzar la consideración de imprudencia penalmente relevante”.