Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mira Vigo

¿Sueñan los androides con poetas eléctricos?

Fernando Franco

¿Sueñan los androides con poetas eléctricos?

Y a punto de volverse a Nueva York está nuestro poeta Marcos de la Fuente, que después de organizar el Festival Kerouac con Vanesa Álvarez la semana pasada aún tiene tiempo para una fechoría más: El poeta vs. La máquina, un espectáculo multimedia de poesía y música en vivo con visuales generadas en tiempo real por una inteligencia artificial. El futuro ya está aquí y nos lo trae Marcos que es capaz de emocionar hasta a los algoritmos con su poesía. En colaboración con el también vigués Ismael Faro, ingeniero jefe en IBM New York, Mariel Fernández, programadora de código, y el artista sonoro afincado en Los Ángeles Alec Ekvall estrena hoy a las 20.00 h. en primicia en el escenario principal de Vialia Vigo esta performance de poesía con vestuario futurista de La Canalla y la danza contemporánea de la bailarina Clara Ferrao.

Me flipo, Óscar, con lo tuyo

Yo es que me quedo flipado de cómo la generación posterior a la nuestra, la de los que estamos en la mejor edad, tiene al mundo por montera. Me vino a la mente el otro día, en que le pregunté a María Barreras, la última novia de Willy Bruzón, si había vuelto de la India el hijo de ambos, Óscar Bruzón, de su trabajo como entrenador allí. “¿La India?” –me dijo María– “¡No es que no haya vuelto, es que ahora es entrenador de la selección nacional de Bangladesh!”. La madre que lo parió, me dije yo a mí mismo. Óscar es el entrenador con más títulos en el extranjero en los últimos 5 años, nada menos que 9. A ver si os enteráis. Empezó en la cantera del Celta, una lesión lo apartó del juego y decidió irse a la India, después a Maldivas, luego a Bangladesh y ahora, desde el pasado día 1, afronta el nuevo reto de ser el seleccionador de este país en el Campeonato de la SAAF. A mí me lo presentó Willy en una charla del Club FARO, y entonces ya marcaba paquete como entrenador en la India. Admiro a gente como él y a su generación, capaces de triunfar a miles de campos de fútbol de distancia. Imagino nada fácil entrenar a tipos ajenos a los modos europeos. Willy y yo compartimos curso en los Jesuitas, y mira cómo hemos crecido, que ya tenemos hijos por el mundo como un entrenador en Bangladesh. Flipo.

Y contigo, Miguel, “manny”

Óscar en el fútbol pero otro hijo de mi generación, concretamente de Charo Fernández y Evaristo Vidal, el vigués Miguel Vidal Fernández, fue hasta manny, niñero, en EE.UU. En confianza, yo creo que lo suyo fue tan difícil como entrenador en Bangladesh y si no que venga Dios y lo vea. Hablo de Miguel porque acaba de publicar un libro titulado El Manny, que podéis encontrar y adquirir vía Internet y cuyos beneficios van a la ONG Save the Children. Es su experiencia, una historia de superación, del nunca te rindas cuando uno llega a una sociedad nueva dejando el confort de la suya. Bueno, puntualicemos. A Miguel le apartó también una lesión como a Óscar pero del baloncesto español, aunque no le impidió licenciarse en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Vivió después una etapa fugaz en Inglaterra para dominar el inglés sosteniéndose como au pair y más tarde, valiéndose de su doble nacionalidad hispanonorteamericana, vivió 5 años en EE UU, primero en New York, luego en Los Ángeles, como manny,, niñero, por lo que fue reconocido como uno de los mejores mannies de aquel país. Sabe mucho del mundo de los niños, por esa experiencia que le vino de su curiosidad por la psicología y la educación. Y con todo ese saber ha vuelto a Vigo, donde reside hasta que le dé una routada y se marche a no sé dónde, que ya sabéis como es esta generación.

Compartir el artículo

stats