La esplendorosa rehabilitación del pazo del Marqués de Valladares en pleno corazón del Casco Vello vigués nos hará retroceder hasta la época en que el caserón era el núcleo de la vida social y cultural de la urbe. Ese viaje temporal se ayuda de fotografías antiguas que dan cuenta de elementos que ya no existen y de cómo ha cambiado el barrio del que surgió la ciudad. Uno de esos elementos que ya no es más que memoria del pasado es el desaparecido Arco de la Marquesa.

El desaparecido Arco de la Marquesa del Casco Vello vigués. Consorcio Casco Vello de Vigo

El Consorcio del Casco Vello ha compartido en sus redes sociales una imagen de este "singular" arco que ya solo existe en los archivos históricos. "Un anexo que uno de los miembros de la familia Valladares decidió construir para unir el solar principal de su casa con varias propiedades que habían adquirido enfrente", explica una publicación de la entidad. Era semejante al Arco de Quirós, que enlaza la plaza de la Princesa con la calle Joaquín Yáñez.

Durante décadas fue uno de los elementos más "singulares" del paisaje arquitectónico del barrio viejo, pero se derribó en 1898 para ampliar la calle y favorecer el tráfico. De hecho, en la fotografía se aprecia un paso estrecha coronado por un arco apuntado por el que apenas cabía un vehículo.