Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Ya estoy condenada”, lamenta la mujer que cuidaba al pitbull que atacó a una nonagenaria

Una vecina de la anciana agredida por un pitbull. | // MARTA G. BREA

“Ya estoy condenada. No puedes confiar en nadie”, manifestaba ayer en los pasillos de los juzgados de Vigo la mujer que estaba a cargo del pitbull que atacó e hirió gravemente en la cara a una nonagenaria en un edificio de la calle Menéndez Pelayo de Vigo el pasado mes de abril

“Ya estoy condenada. No puedes confiar en nadie”

decoration

. La mujer, que tiene movilidad reducida, se mostraba nerviosa antes de comparecer ayer como investigada ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Vigo que lleva la causa por un presunto delitos de lesiones por imprudencia.

La única investigada niega ante la jueza ser la dueña del animal, pero admite que se escapó de su casa al quedar abierta la puerta

La investigada negó ser la dueña del perro, y explicó que era de su hijo y una novia, pero acababan de dejarse y le dejaron el can en casa. Ella se hizo cargo del animal mientras la pareja decidía qué hacer con él y mantuvo que siempre pensó que tenía los seguros y los papeles en regla. De hecho, en la causa obraría ya la copia de un seguro. Tras insistir en que no es dueña del animal, incidió en que se hizo cargo de él pero para darle comida y agua, sin que en ningún caso fuera a quedarse con él.

5

Operan de urgencia a una nonagenaria tras el ataque de un perro en Vigo Marta G. Brea

En su declaración, ante la jueza, la mujer –que tiene más de 70 años y necesita muletas para moverse– expuso también que su hija acudía a diario a la vivienda para sacar el perro a la calle, ya que ella no puede hacerlo: “El perro salía siempre con bozal y correa”, apostilló durante su interrogatorio.

La mujer investigada mantiene que la puerta de su piso, situado en la segunda planta del inmueble, se quedó abierta y el perro aprovechó para escaparse. Asegura que, de forma inmediata, avisó a gritos a los vecinos por la escalera, pero el consiguió llegó al portal.

La declaración de la única investigada, de momento, se produce tras las declaraciones de la víctimas y varios testigos. El perro fue trasladado en su día a la perrera municipal a la espera de que la jueza decida su destino.

  • La nonagenaria atacada por un pitbull en Vigo: “No puedo ni comer bien ni andar”

La víctima, de 92 años, esperaba al ascensor en el portal del edificio cuando un perro pitbull – una de las razas incluidas en la lista de las consideradas potencialmente peligrosas– la atacó y tuvo que ser operada de urgencia en el Hospital Povisa. La señora, que además de desgarros en la cara tenía también lesiones en el cuello, fue atendida por un vecino que escuchó sus gritos. Según este hombre, el mismo perro ya había mordido meses antes en una pierna a su nieta, pero no lo denunciaron. La Policía Local abrió una investigación sobre la situación del perro: tenía microchip y licencia para PPP. También se comprueba si tenía el seguro obligatorio.

Compartir el artículo

stats