En la víspera del Día Mundial del Alzhéimer, la asociación Afaga quiso poner el foco en la detección precoz del deterioro cognitivo-funcional. Con el apoyo del Concello, solicita un nuevo protocolo sanitario para detectarlo antes. “Dada la situación actual de la demencia y con la situación que ocasionó la pandemia en el deterioro cognitivo urgimos un protocolo nuevo”, señaló su presidente, Juan Carlos Rodríguez.

Por su parte, la concejala Yolanda Aguiar reclamó a la Xunta un cambio radical en el en el modelo residencial de los mayores. “Las residencias deben ser hogares, ni hospitales ni macroestablecimientos”, destacó y defendió que los servicios que presta el Concello tienen como principal objetivo el cuidado centrado en la persona y procurando una mejora de la calidad de vida para que puedan permanecer en sus hogares.