Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil investiga dos casos graves al mes de abusos a menores en Vigo y provincia

Preocupa el repunte de los casos de abusos sexuales a menores FdV

En entornos rurales, pero también en puntos urbanos; en senos de familias problemáticas y también en ambientes más estructurados; con afectación tanto en niños como en niñas... Hablamos de los abusos sexuales a menores. Y es que al tratarse de víctimas tan vulnerables y merecedores de una especial protección, toda denuncia requiere de una investigación a fondo, y sobre todo, de una especialización en la materia. De ello se encarga la EMUME, el grupo de la Guardia Civil que atiende todos los casos que tienen como víctimas a mujeres y niños.

El repunte de causas este año lo convierten en el delito que más preocupa al EMUME, grupo especilizado en mujeres y niños | Episodios de acoso escolar dieron paso al sexting: “Todavía cuesta dar el paso de denunciar”

El repunte de este tipo de episodios empieza a preocupar, y mucho, en la Comandancia de Pontevedra, en especial a su coordinadora, Irene García. Si bien cada puesto y compañía en Vigo y resto de puntos de la provincia son los encargados de recoger las denuncias e incoar las investigaciones pertinentes, los más graves o más sangrantes son derivados a este equipo especializado, que asume cada mes más de dos casos. “Están dejando de ser algo puntual; hemos apreciado un repunte en el último año que sí nos preocupa. Tenemos muchos casos y habitualmente suele ser la punta del iceberg, porque no es habitual su visibilización”, relata Irene García, la coordinadora de este equipo EMUME en la provincia.

  • La Guardia Civil cierra el año con 5 casos de abusos a menores y 573 activos de violencia de género
    El Emume es el equipo especializado que asume las intervenciones en la provincia de Pontevedra -"Cuando una mujer va al cuartel a poner una denuncia es casi a la desesperada", recuerda el responsable del grupo

Reconoce que, al igual que ocurre con los casos de violencia de género, su principal enemigo es el ámbito de la intimidad. “Sí es verdad que son complicados de demostrar porque tiene lugar en intimidad de los hogares pero buena parte de las denuncias suelen salir adelante y llegan a buen puerto. Además, se resuelven habitualmente con una orden de protección al menor que va a garantizar su seguridad”, afirma la coordinadora.

  • Lucha contra abusos a menores: la Xunta atiende en seis meses a casi tantas víctimas como en 2019

Y es que gran parte de estos delitos de abusos o agresiones sexuales a menores nacen en el propio hogar.

“En la mayoría de los casos, el agresor es de su entorno y generalmente del sexo masculino"

decoration

"Es más raro encontrarse un caso que en el que el agresor sea desconocido. Por esto surgen los problemas para denunciar. Muchas veces cuando te encuentras un caso ya ha pasado más de un año del inicio. Los coaccionan para que no hablen y en otros casos, por desgracia, son los propios familiares los que optan por tapar la situación”, lamenta García.

Para atajar no el volumen de denuncias sino el impacto que puede llegar a soportar el menor, el equipo de la EMUME cuenta desde hace escasos meses con una nueva normativa dirigida a proteger a la infancia y a la adolescencia frente a cualquier tipo de violencia.

Hugo Barreiro| Pinche en en la imagen para ampliar

“Uno de los puntos clave de la nueva Ley es atajar la revictimización, por ello se propone ya la prueba preconstituida de víctimas menores de 14 años o con discapacidad para evitar que tengan que volver a declarar los hechos en el juicio y no tener que revivir el proceso traumático”, aclara la agente de la Guardia Civil, que explica en “en los casos de especial gravedad”, desde la EMUME “ya lo estábamos aplicando; así como la presentación de psicólogos del SACD (Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo), que se desplazan hasta aquí para hablar con el niño así como la realización de un informe a Fiscalía de Menores”.

  • Datos de Fiscalía en 2020
    49 Abusos o agresiones

    La Fiscalía incoó casi medio centenar de causas por abuso o agresión sexual a menores de 16

    12 Acoso telemático

    Delitos como el sexting o acoso a través de redes dejó el año pasado una docena de caso.

Concretamente, en la última memoria del Ministerio Público relativa al año 2020, los fiscales de Pontevedra incoaron hasta medio centenar de diligencias previas por abuso o agresión sexual a menores de 16 años.

Esta violencia sexual a los menores no es el único delito al que hace frente el equipo. Y es que si hasta entonces los casos de acoso escolar o bullying integraban también el grueso del trabajo del EMUME, ahora estos episodios dieron paso a otro más grave como es el sexting. “Todavía cuesta dar el paso de denunciar, sobre todo por vergüenza les cuesta dar el paso. El envío de fotografías entre jóvenes es muy habitual, y más con las redes sociales, pero tienen que entender que quien hoy es tu amigo o tu pareja puede dejar de serlo. Y lo que sube a Internet, es muy difícil borrarlo. Lo íntoimo debería quedarse para la intimida”, advierte la coordinadora García. “Son situaciones, en muchos casos, que parten y se detectan en los colegios; mientras el acoso escolar suele cortarse ahí, el sexting ya suele derivar en problemas más gordos”, concluye Irene García.

Compartir el artículo

stats