Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una técnica puntera devuelve la sonrisa a una viguesa después de 30 años sin muelas

El doctor Luca de Stavola ha desarrollado un método de alta precisión y seguro para el paciente

Los doctores De Stavola y Guitián. Alba Villar

La vida de una paciente de la clínica viguesa Guitián ha dado un giro de 180º esta semana gracias a las manos del doctor Luca de Stavola, uno de los mayores expertos internacionales en procedimientos de recuperación ósea. Tras la operación realizada este jueves, la mujer, que sufría una atrofia severa de sus mandíbulas y carece de muelas desde hace más de 30 años, podrá contar con una dentadura completa en solo siete meses y medio.

De Stavola, que realizó la intervención apoyado por los doctores Pedro Guitián y Javier García Lareo, también impartió durante su estancia en Vigo un seminario al que asistieron profesionales de Galicia, Madrid o Cataluña para conocer su metodología. Y ayer mismo era uno de los invitados estrella en un evento global sobre regeneración organizado en Santiago por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

Antes y después de un paciente con pérdida de hueso frontal. | // LUCA DE STAVOLA

Profesor visitante de Periodoncia y profesor del máster en Implantología Osteointegrada de la Universidad de Padua, el experto está acostumbrado a viajar por todo el mundo para dar a conocer su innovadora técnica. “Antes de la pandemia, desde Nueva Zelanda a Sudamérica”, bromeaba ayer.

Su metodología, que aplicó por primera vez en el año 2012, constituye la única solución para pacientes con atrofias severas, que están condenados a utilizar prótesis removibles para poder comer.

Luca de Stavola Alba Villar

“La falta de hueso es tan grande que incluso el nervio queda expuesto. Y la regeneración ósea, el aumento vertical y horizontal de la mandíbula es muy complicado. El doctor De Luca ha diseñado una técnica con hueso propio del paciente que nos permite calcular la cantidad de hueso y la zona de la que debemos extraerlo con una precisión extraordinaria, a menos de una cuarta parte de milímetro. Son las manos más virtuosas del planeta, es una tremenda suerte tenerlo aquí”, destacaba ayer Pedro Guitián.

La técnica del experto italiano permite realizar una cirugía virtual en 3D antes de replicarla en el quirófano, haciendo posible que los profesionales se adelanten a posibles obstáculos en una zona delicada en la que resultar prioritario preservar el nervio.

“Una enorme ventaja es que te da la oportunidad de llevar a cabo una cirugía en el mundo digital a través de un software 3D. Y así podemos observar todos los puntos críticos y encontrar soluciones antes de la intervención. Planificamos cómo recoger hueso y cómo injertarlo”, explica De Stavola.

Planificación digital en 3D de una operación. Luca de Stavola

Gracias a este trabajo computacional, los expertos obtienen una guía quirúrgica impresa en 3D, esto es, un modelo del paciente que les ayuda a “replicar con una altísima precisión” cada uno de los pasos planificados digitalmente.

“Y esto obviamente mejora la seguridad del paciente y los resultados, reduce mucho el tiempo quirúrgico y también el estrés del cirujano. Y, sobre todo, brinda a la persona la posibilidad de mejorar su calidad de vida”, subraya De Stavola.

La duración habitual de estas intervenciones es de tres horas, una hora y media por cada lado de la mandíbula. A los tres meses y medio de pasar por el quirófano, el paciente regresa para la colocación de los implantes y, cuatro meses después, puede volver a sonreír y masticar con sus propias piezas dentales.

Antes y después de la operación. Luca di Stavola

De Stavola ya visitó la clínica viguesa hace 4 años para realizar otra intervención que fue retransmitida para un congreso internacional. “El concepto sigue siendo el mismo, pero la técnica ha mejorado desde el punto de vista digital y de software”, destaca De Stavola.

La intención del doctor Guitián es seguir aplicando él mismo en su clínica esta técnica pionera que, hasta el momento, solo suma en Galicia las dos intervenciones realizadas en Vigo.

Mejorar la calidad de vida y reconstruir sonrisas

La metodología de Luca de Stavola constituye la única alternativa para pacientes con atrofias graves producidas por accidentes o la falta de reposición de piezas perdidas, que acaba por provocar la pérdida de hueso. Estas personas no pueden comer con normalidad, están condenados a utilizar prótesis removibles, además de sufrir un importante problema estético cuando el problema afecta a la parte frontal de la boca.

“Esta técnica no solo permite reconstruir el maxilar inferior o superior y cambiar la vida de las personas, sino también la zona estética y reconstruir sonrisas”, apunta el experto italiano. La paciente viguesa podrá disfrutar en unos meses de estas ventajas. El jueves se sometió a una intervención bilateral con sedación venosa para poder recuperar sus mandíbulas con injertos de hueso autólogo (propio). Y en menos de dos horas, pudo volver a casa porque la operación no requiere ingreso hospitalario.

A principios del próximo año, regresará a la clínica para que el doctor Guitián proceda a la colocación de los implantes. Y unos meses después dispondrá de una dentadura completa y sin perder sensibilidad en la boca. “La técnica tiene dos ventajas principales. Una es para el paciente, puesto que la cirugía es muy predecible y segura. Y la otra para el profesional, porque este tipo de metodología es muy accesible y permitirá que más expertos puedan desarrollarla”, comentaba ayer De Stavola antes de desplazarse a Santiago para participar en el congreso de la SEPA.

Compartir el artículo

stats