Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las claves (y una de las rutas estrella) de la negociación de Vigo con Ryanair

El Concello incluye Londres en la lista de “vuelos internacionales” que negocia con Ryanair para Vigo

Poco, muy poco, se sabe de cómo avanzan las conversaciones que iniciaron hace meses Concello y Ryanair para garantizar el arraigo de la compañía en Peinador. Lo que llega lo hace a cuenta gotas y a menudo obliga a leer entre líneas. A lo largo de las últimas 24 horas sin embargo se han sucedido dos claves que ayudan a intuir la buena marcha de los contactos. La primera la dio la propia Ryanair, que el jueves amplió a junio de 2022 y ayer extendió hasta octubre del próximo año la comercialización de su vuelo Vigo-Barcelona. Si hasta el miércoles la operativa con El Prat estaba cargada hasta finales de marzo, la low cost ha decidido extenderla sin previo aviso siete meses más, hasta ya empezado el otoño de 2022.

La segunda pista la aportó ayer mismo el alcalde, Abel Caballero, que aseguró que los contactos con la compañía de Michel O´Leary marchan con el viento en popa. “Las conversaciones van maravillosamente, extraordinariamente bien. Nuestra actitud hacia Ryanair es muy optimista”, subrayó el regidor: “Queremos que vuele en Vigo”. Más allá de las valoraciones, Caballero bajó al detalla y desveló incluso una de las rutas que estaría sobre la mesa de negociaciones: Londres, “un vuelo al que tengo un enorme aprecio”, confesó. De momento, en cualquier caso, sería solo una opción que se está “barajando”.

No sería la primera vez que la low cost irlandesa enlace Peinador y la City. En 2019, antes de abandonar Vigo por la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con el Concello, la compañía ya voló brevemente a la terminal de Stansted. A lo largo de los tres años anteriores, desde 2016, había desplegado una operativa que incluía un servicio estable con Barcelona y líneas estacionales con Milán, Bolonia, Dublín y Edimburgo. Entonces su desembarco en Vigo respondió a un convenio con el Ayuntamiento. Caballero deslizó ayer que en esta ocasión podría haber también varios “vuelos internacionales”.

Lo que está fuera de dudas y especulaciones es la determinación del Concello de permanecer fiel a su modus operandi y recurrir a la fórmula del concurso abierto a cualquier aspirante, la misma fórmula que ha empleado hasta ahora en todos sus convenios turísticos. En otras palabras: no habrá firma directa con Ryanair. Al margen de lo que se pueda perfilar durante las negociaciones, si la low cost quiere optar a la nueva subvención municipal deberá concurrir a una convocatoria pública. La misma fórmula permitió el desembarco de Ryanair en 2016 y ha prosperado con firmas como Air Nostrum o Volotea.

“Estamos preparando los pliegos, pero desde la posición de que cualquier compañía podrá entrar. Nosotros hacemos todo de acuerdo con las normas. La marcha del diálogo con Ryanair es extraordinariamente buena, pero toca elaborar bases, la licitación y que la que gane opere. Si es Ryanair, encantados”, enfatizó el primer edil.

Por lo pronto, el desembarco de Ryanair en Vigo a finales de octubre ayudará a fortalecer la conexión con Barcelona, ahora explotada en exclusiva por Vueling. De prosperar la fusión entre Iberia y Air Europa también podría plantearse operar la ruta con Madrid, el gran pulmón de Peinador y pieza clave para la interconectividad.

Una de las herencias del COVID-19 es que Peinador sumará en invierno –una vez finalizadas las rutas estacionales de Air Nostrum– apenas cuatro destinos: Barcelona, los dos insulares operados por Binter y Madrid, marcado por el severo recorte de frecuencias aplicado por Air Europa. Desde Air Nostrum ya han confirmado por ejemplo que, al menos de momento, no se plantea retomar la línea con Bilbao. A pesar de la escuálida parrilla de Peinador, el aeropuerto ofrece aún opciones para escapadas. Air Nostrum, por ejemplo, comercializa aviones directos con Palma de Mallorca para el puente de octubre.

Peinador no es en cualquier caso el único marcado por la pandemia. La parrilla de trenes y muy especialmente la de buses siguen laminadas. Vigo dispone de una sola frecuencia semanal con Barcelona y de una diaria con Madrid.

Compartir el artículo

stats