La delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, destacó durante una visita a Salinae el valor arqueológico de la que es la única marina de evaporación solar conservada y musealizada de todo el imperio romano. El yacimiento cuenta con una superficie expositiva superior a los 300 m2 que permite entender el funcionamiento de la instalación y cómo los romanos producían la sal en la superficie de las cubetas.