Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La variante mu, “potencialmente preocupante” para la EMA, está en el área viguesa desde hace dos meses

Terraza en Vigo.

Terraza en Vigo. MARTA G. BREA

Con la duodécima letra del alfabeto griego, la mu, han denominado a una variante del SARS-CoV-2 que se detectó por primera vez en Colombia ya en el mes de enero: la B.1.621. Según los informes del Ministerio de Sanidad, está en España, al menos, desde abril, pero ha ganado notoriedad en los últimos días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la pusiera bajo vigilancia al incluirla en su lista de variantes “de interés”. La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) la destacó esta semana como “potencialmente preocupante”. En el área viguesa fue detecta por primera vez hace alrededor de dos meses, aunque no representa ni el 1% de los nuevos casos que se detectan.

La variante mayoritaria, con entre un 97% y un 98% de los casos sigue siendo la delta, la que más preocupa en Europa. Pero los organismos internacionales también ponen en vigilancia otras. Hay unas “preocupantes” (VOC) y otras “de interés” (VOI), como es este caso. De hecho, la EMA ha anunciado que pedirá a los fabricantes de vacunas que analicen el efecto neutralizador de los sueros de la B.1.621, presente en 39 países.

Según figura en los informes del Ministerio de Sanidad, la mu presenta mutaciones compatibles con aumento de transmisibilidad y escape a la respuesta inmune frente a variantes previas. De todos modos, aún no se sabe demasiado.

El primer caso que analizaron en Microbiología del Chuvi era de una persona que había viajado a Bolivia. El jefe de servicio, el doctor Benito Regueiro, explica que está más desarrollada en países sudamericanos, donde la delta tiene más dificultades para acceder.

El catedrático cifra en 50 los casos que se han secuenciado hasta ahora en la comunidad de esta variante. Destaca que hay otras de interés que también se han detectado en el área viguesa, como puede ser la Lambda –C.37–, que se expandió en Perú en los meses de mayo y junio, también con mutaciones “posiblemente relacionadas con aumento de transmisibilidad y escape a la respuesta inmune frente a variantes previas”, según Sanidad.

Sin embargo, si alguna va a comerle terreno a la delta en la comunidad, el doctor Regueiro apuesta más por sublinajes de la propia delta. “En Galicia hay muchos sublinajes”, señala. Las han analizado, pero no han encontrado ninguna que predomine. “Hay bastante diversidad, no veo una tendencia única”, explica.

Para las próximas semanas, con la bajada de la incidencia con menos grandes encuentros sociales, vaticina que se avanzará hacia una mayor diversidad de variantes por más brotes individuales.

Incidencia por debajo de 100

En cuanto a la evolución de la pandemia, la incidencia en el área sanitaria de Vigo ha bajado de 100 nuevos casos por cien mil habitantes a dos semanas por primera vez desde el 5 de julio. Está en 98. Con 145 altas y solo 24 nuevos diagnósticos de infección COVID en el último día, el número de pacientes activos ha bajado hasta los 581, ocho veces menos del récord que se alcanzó el pasado 31 de julio.

Compartir el artículo

stats