PISCINAS

La piscina con mejores vistas de Vigo, entre las mejores de España

Un conocido portal de viajes la eleva al 'top ten' nacional

Redacción

Desde que el portal de viajes Trivago elogió el santuario de bienestar y belleza que se vislumbra desde la azotea del Hotel Nagari, el espacio situado en el número 21 de la céntrica plaza de Compostela de la ciudad olívica sigue encabezando los ránquines nacionales.

En la última planta del establecimiento se perfila con mucho atino una piscina con cascada con vistas al balcón a la Ría de Vigo que se popularizó en 2018 cuando la mentada página la incluyó en su top ten de las terrazas con piscina más espectaculares de España.

En la reseña destacaba que "entre sus exclusivas instalaciones, el hotel cuenta con dos plantas destinadas a la serenidad, armonía y bienestar de cuerpo y mente en su zona spa".

El artículo consiguió despertar la curiosidad de periodistas y personalidades de la esfera cultural que confirmaron en sus propias carnes el abanico de posibilidades que ofrece Vigo para pasar unas vacaciones y en 2021 el nombre del céntrico hotel sigue encabezando las listas de recomendaciones en diferentes medios de comunicación y suplementos de estilo de vida.

La ola de calor que azotó la península, las restricciones de la pandemia, las afluencia de famosos que veranearon en Galicia y compartieron fotos en sus parajes y un cúmulo de factores convirtieron el noroeste de España en uno de los puntos cardinales con mayor afluencia turística en verano.

Mencionaremos a continuación otras alternativas de ocio a la mediática piscina cuyas cualidades nada tienen que envidiarle:

Ermita de la Guía, la joya de Vigo

A Nosa Señora da Guía no pasa inadvertida, sita en el punto más prominente de Teis, desde donde se puede encontrar una vista única de la inmensidad de la ciudad. De hermosas líneas y sólido acabado, el templo diseñado por Gómez Román incluye un mirador. Desde ahí, y sobre la línea de árboles, se divisa una amplia panorámica de la ría de Vigo presidida por las Cíes.

Cesantes, la ría a ras de mar

El arenal más conocido de Redondela tiene un magnífico reclamo en la isla de San Simón. Desde este punto de la ensenada hay una perspectiva ideal para contemplar los márgenes de la ría, como también el océano abierto través del puente de Rande. La luz acompaña hasta última hora en una zona recomendada para los más pequeños, con poco calado, y apta para comer junto a la playa.

Punta do Priegue, otro encanto de Nigrán

Al norte de la conocida playa de Patos, esta prolongación de la tierra hacia el gran azul permite esquivar Monteferro y disfrutar de un atardecer inmejorable, a resguardo y cercano. Un área tranquila, perfecta para sentarse o caminar por las rocas tras una tarde en las calas de Saiáns.

Monteferro, la gran roca artillada

La península que separa Patos de Panxón esconde profundas huellas humanas. Coronada por un gran monumento a los marineros fallecidos, Monteferro es hogar de fauna de gran valor. El suelo de granito está marcado por la presencia de los petroglifos, mientras que en las lomas podemos hallar antiguas baterías costeras. El mayor atractivo de la roca estriba en el pronunciado desnivel, que ofrece una óptica espectacular bajo las copas de los árboles.

O Cepudo, la afortunada cima de Vigo

En Valadares se erigen los montes gemelos que custodian la urbe olívica: Alba y O Cepudo. Ambas cumbres deleita al visitante con unas vistas impecables de la ría, de Vigo y Baiona. El primero está coronado por una capilla dedicada a Nuestra Señora del Alba, mientras que el segundo -y más alto- acoge un restaurante en su cima. Cuando el día está despejado, la belleza del lugar sobrecoge al visitante.