El entorno de la avenida de Madrid ganará 1.600 viviendas de protección y una gran instalación deportiva

Espinosa, Caballero, Caride y Pardo, junto a la zona en la que se actuará

Espinosa, Caballero, Caride y Pardo, junto a la zona en la que se actuará / Marta G. Brea

Un Vigo con más vivienda protegida para dar respuesta a la demanda existente. Es la hoja de ruta que incluye el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), aprobado esta semana en el pleno del Concello de forma inicial. En este apartado, el proyecto con más protagonismo es el que se prevé desarrollar en el ámbito del Ofimático, en el entorno de la avenida de Madrid –cerca de la actual estación de autobuses–, donde la entidad local actuará como promotora pública para la ejecución de unas 1.600 viviendas –el 90% de las que se proyectan– sometidas a régimen de protección, un bien tan preciado como escaso en la urbe más poblada de la comunidad gallega.

HUGO BARREIRO | Pincha en en la imagen para ampliar

Un 80% del suelo se dedicará a uso residencial –edificios con una altura de seis plantas, que se puede rebasar por criterios de integración urbana o por elementos singulares debidamente justificados– y un 20%, a terciario. Para hacer realidad esta propuesta, la entidad de la Praza do Rei tendrá que realizar expropiaciones. La superficie brutal del ámbito –denominada SUB-405– alcanza los 208.889 metros cuadrados (m2); la computable, 208.411 m2. La edificabilidad se fija en 1 m2/m2 y se prevén mantener 478 m2 de dotaciones.

El objetivo principal de esta operación, en palabras del alcalde, Abel Caballero, es alumbrar “vivienda y vivienda protegida al alcance de los ciudadanos”, pero también dar vida a un nuevo punto de la ciudad con especial relevancia de zonas verdes y dotaciones. Y es que, en la receta del PXOM para impulsar este ámbito, se planifica la construcción de un “gran parque” aprovechando tanto las masas arbóreas existentes como el regadío –de 30.011 m2–. “Esta actuación es una de las partes que permitirán generar un itinerario verde continuo entre O Calvario y el Lagares o Praza de España y el Lagares”, detallan fuentes del Concello olívico. Más novedades: dispondrá de una instalación deportiva que presumirá de un cuerpo no inferior a 10.000 m2 y tendrá 6.700 m2 más para otros equipamientos.

El Plan Xeral de Ordenación Municipal también prevé completar y mejorar las infraestructuras de la zona: se traza una actuación viaria de sistema general entre las calles Anduriña y Gandarón de 480 metros de longitud y un carril por sentido. Al disponer de otras alternativas de comunicación, el Concello espera poner fin al tráfico pasante del núcleo de Vilar, que será utilizado por los vecinos.

Esta actuación de urbanización en el ámbito del Ofimático persigue “ordenar el último gran vacío” existente entre el barrio de O Calvario y la avenida de Madrid a través del desarrollo de una estructura urbana que se articula en función del sistema viario y ambiental. Se logra, así, resolver la accesibilidad al margen del tronco central de una de las principales vías de acceso a la ciudad –la avenida de Madrid–.

En la intervención, se prevé la integración de masas de vegetación arbolada y arbustiva autóctona, así como del hórreo catalogado, y la preservación de los ejemplares incluidos en el catálogo de árboles singulares del municipio. También se trabajará en la erradicación y prevención de especies exóticas invasoras, se hará un estudio acústico que contemple como foco emisor la avenida de Madrid y los nuevos viales estructurantes, y se establecerán medidas para amortiguar el ruido: franjas de arbolado con frondosas autóctonas junto a las zonas de paso de vehículos. A su vez, se estudiará la integración de elementos del patrimonio etnográfico –muros, fuentes o lavaderos, entre otros–.

Proyectos relacionados

El nuevo Plan Xeral prevé la ejecución de cinco ámbitos de suelo dedicados íntegramente a la construcción de viviendas protegidas: en el Ofimático, unas 1.600; en Santa Cristina-parque central de servicios, más de 200; en Guixar, más de 600; en Santa Cristina-Severino Cobas, más de 710; en Cantabria-Ramón Nieto, más de 700.

Suscríbete para seguir leyendo