La Xunta responde a la agencia de Burgos por el chasco del viaje a Cíes

La conselleira Ángeles Vázquez envía una carta al dueño de la empresa afectada y defiende el sistema de acceso regulado

La Conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, ha remitido una carta al responsable de la agencia Club del Viajero, en referencia al perjuicio sufrido por parte de 55 turistas procedentes de Burgos, que vieron su trayecto a Cíes cancelado apenas 24 horas del embarque. La naviera Navia fue la encargada de comunicar a la agencia la noticia, que cayó como un jarro de agua fría a los 55 visitantes que “venían con todo el amor a verlas, si no fuese por las Cíes la mayoría no habría hecho el viaje”, aseguraba Jesús Ruiz, propietario de la agencia Club del Viajero, el día que el viaje se frustró.

La naviera argumentó, en declaraciones a FARO, que este no es un caso aislado y que suele repetirse con frecuencia: “No nos han hecho caso. Lidiamos cada verano con agencias y asociaciones que tenían el barco reservado y se quedan sin visita. Es frustrante que venga gente de fuera y tenerles que decir que no pueden viajar, pero nosotros no podemos bloquear las autorizaciones de visita. Eso lo hace la Xunta”. Desde la Consellería defienden el sistema de autorizaciones puesto en marcha hace tres años y responden a la naviera que descarga la responsabilidad a la Xunta de Galicia.

“El sistema funciona”

Desde el departamento de Ángeles Vázquez, lamentan “todas las molestias, inconvenientes y contratiempos” que la dicha cancelación les hubiese podido causar a los visitantes y quieren dejar constancia de que el sistema de acceso regulado, puesto en marcha desde el 2018, “funciona y cada año es más satisfactorio”. De este modo, en el escrito enviado al encargado de la agencia burgalesa se pone de manifiesto el mecanismo utilizado por la Xunta para la reserva de plazas: “La época de mayor afluencia al Parque Nacional es siempre el verano lo que explica por qué el cupo de acceso se completa en julio y agosto incluso con varias semanas de antelación, como ocurrió en este caso. El propio sistema permite tramitar la autorización con una antelación de hasta 90 días.La otra condición es formalizar casi de inmediato la compra de un billete. Para conocer Cíes es imprescindible viajar en barco y es por esa razón que la validez de las autorizaciones emitidas está condicionada a la compra de un billete.”, aclara la carta.

Por último, Vázquez exime de toda responsabilidad de los hechos ocurridos a la Xunta recordando que dichas condiciones se advierten en la página web: “La falta de plazas disponibles en ningún caso fue responsabilidad de la Xunta de Galicia o del Parque Nacional cuya misión es compaginar la preservación de los valores que hacen único este espacio, con unos usos sostenibles económicos y turísticos”.

Suscríbete para seguir leyendo