Mira Vigo

¡Qué fiesta la del vino do Condado de Tea!

A Cosa Nostra por Santy

A Cosa Nostra por Santy

Fernando Franco

Fernando Franco

Ya dijo Dante Alighieri que el vino siembra poesía en los corazones y yo defiendo esa tesis en la praxis no solo bebiendo sino como miembro de la Cofradía del Vino do Condado de Tea e Espumosos. Tengo a gala tal distinción, que me propuso el exalcalde Arturo Grandal y recogí el mismo año en que di el pregón, ahí en Salvaterra. Hoy comienza, y durará hasta el domingo, la Festa do Viño do Condado de Tea y siento no poder estar ahí porque coincide con las vacaciones que coge en el sur mi afortunada esposa, y no quiero que piense que la voy a dejar sola por el vino. Mi Gran Mestre, Antonio Alén, disculpará por tal razón mi ausencia pero a quienes no tengáis mujer u hombre que os secuestre os digo que entre el Concello de Salvaterra de Miño y la Cofradía se han organizado una serie de actividades para los días 27, 28 y 29 de agosto. Tenéis visitas a bodegas de la zona con degustaciones, catas comentadas, visita al Túnel del Vino... Enteraos porque hay que inscribirse y podéis pasar un buen rato. ¡Viva el vino!

¡Qué verano y qué playa la de América!

Estuve cenando en el Abadía, es cierto, donde coincidimos con Pepe y Paqui Fumega (¿qué vas a hacer, Paqui, con ese premio que ganaste en el programa de TVE-1, El Cazador?), con Begoña Cantero, Manolo “Casaplanta”, Manuel Misa… pero antes tomamos un vino en La Genuina, el Arealoura en su anterior etapa, que estaba a tope y mejorado con su nueva terraza cubierta, lo que le permite pensar en la clientela de invierno con buenas expectativas. Entre la gente se movía con la soltura de una Relaciones Públicas Rocío, hermana de Dani, uno de los socios con Óscar, propietarios también de El Refugio en Baiona. Encantadora mujer. No voy a decir que estaba allí Mana Canoa, porque me dijo que no la mencionara, ni su hermana Patricia porque esta sí que no estaba pero, más arriba de nosotros, en uno de los pisos del edificio, pasaba días invitado y encantado (¿cómo no al asomarse a la galería y ver lo que se ve?) el cantante Alejo Stivel, al que anteayer se le vio ya hacer las maletas, y el superguitarrista Julian Kanevski.

¡Qué concierto: Stivel en el Marítimo Panxón!

Por allí andaba también Ricardo Trigo, que nos hizo de corresponsal en el concierto que dio Tequila en el Marítimo de Panxón (en el que, por cierto, se vio al periodista Jesús Cintora con su colega y se supone que novia Rocío Delgado, de la TV Madrid) y que me envió esta pieza no digo literaria pero sí periodística que reproduzco literalmente : “Concierto sorpresa y sin avisar. El lunes, en la maravillosa terraza, encima del mar, del Marítimo de Panxón, lugar mágico en Nigrán, tuvimos unos cuantos la suerte o el privilegio de escuchar un concierto inolvidable. Alejo Stivel y Julián Kanevsky, grandísimo guitarrista de la banda de Andrés Calamaro, nos sorprendieron a los que tuvimos la suerte de asistir con un repertorio buenísimo de temas muy oídos. Muchísimas caras conocidas aunque no nombramos a nadie por si acaso. La nueva y joven directiva del club está muy por la labor de hacer espectáculos atractivos para que la gente pueda disfrutar de ese maravilloso lugar, con las medidas de seguridad oportunas”.

¡Qué concierto: Stivel en el Marítimo Panxón!

Retratos augustos: Antía Álvarez de Oliveira. Tercero de nuestra serie de retratos del fotógrafo vigués Augusto Rodríguez. Ella es licenciada en empresariales y marketing, empresaria que apostó, recién llegada a Vigo, por el mundo del fitness y electroestimulación y ahora vinculada a proyectos de estética; una gran relaciones públicas que sabe moverse y adaptarse perfectamente a los tiempos en un mundo que a veces va a contracorriente. Nieta de Mary Quintero y del escultor Oliveira. / Fernando Franco