El narcobuque “Karar” sigue en Vigo a la espera de que declaren los dueños

El “Karar”, amarrado en el puerto vigués.

El “Karar”, amarrado en el puerto vigués. / Ricardo Grobas

El cruce de recursos judiciales entre la Fiscalía y la mercantil Marcomer SA, registrada en Panamá y personada como perjudicada en el Juzgado de Instrucción 3 de Vigo como propietaria del narcobuque MV Karar, capturado en alta mar en abril del 2020 con casi 4 toneladas de cocaína a bordo, demora el fin de la instrucción de la causa.

Piden la devolución del barco

Los propietarios del Karar, que se desvinculan del alijo, reclaman la devolución del barco, atracado en el puerto de Vigo por orden judicial desde su apresamiento en el Atlántico. El fiscal antidroga y la jueza, exigen tomar declaración al representante de la comercial Eyson de Jesús Nagles, personado en la causa a través de representación procesal con abogado y procurador.

Comisión rogatoria

La firma dueña del narcobuque se opone, apunta que su sede social está en Panamá y requiere que se traslade una comisión rogatoria a dicho país para tomar declaración. La abogada de la empresa en España considera “improcedente “la citación de Nagles a través de la representación procesal y entiende que “ha de ser siempre por los cauces legales de cooperación jurídica internacional”. Una propuesta que, según la Fiscalía: “sólo podría mover a una desabrida hilaridad o reforzar la más onerosa de las consideraciones por fraude procesal” ya que el representante de la firma “tiene representación procesal” en Vigo.

Última indagatoria en septiembre

Mientras se dirime la cuestión, el Juzgado de Instrucción 3 ha fijado para el día 1 de septiembre la indagatoria de uno de los lancheros que tendrían que recoger la cocaína para llevarla a tierra. Es la última que falta de los 29 procesados. En caso de que no comparezca se pedirá su detención.

Todos los detenidos en tierra están ya en libertad

Todos los gallegos detenidos en tierra por el alijo del Karar se encuentran ya en libertad provisional por esta causa, incluido el presunto cabecilla, Juan Carlos Santórum, que permaneció fugado un tiempo. Un vecino de Ribeira, detenido en el barco con la tripulación extranjera, es el único español que sigue encarcelado.

Suscríbete para seguir leyendo