Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ronda entre la A-55, Balaídos y el Cunqueiro tendrá dos túneles, tres viaductos y 4 kilómetros

Vista aérea de la Avenida de Madrid

Vista aérea de la Avenida de Madrid Ricardo Grobas

Un vial entre A Balsa y Baruxáns para enlazar la A-55 con el hospital Álvaro Cunqueiro y la factoría de Balaídos con 4 kilómetros de longitud, tres viaductos –en la carretera Castrelos-Macal, río Eifonso y calle Xesteira; suman 800 metros–, dos túneles –que se extienden a lo largo de 800 metros entre los dos– y dos carriles por sentido.

  • La hoja de ruta de Vigo para las próximas décadas
    Sector y Xunta negocian por la vía rápida la nueva normativa | Gel hidroalcohólico en todas las mesas, desinfectar los aseos varias veces y mejorar la ventilación darán puntos

Es el resumen de la nueva ronda que plantea el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), que se aprobará inicialmente este jueves en el pleno del Concello de Vigo. El coste estimado de la obra se cifra en 98,7 millones de euros: el gobierno local compromete su participación en la ejecución de esta infraestructura y solicita a la Xunta de Galicia y a la Zona Franca de Vigo que arrimen el hombro. El Consorcio olívico ya ha concedido su ok.

El coste de la obra asciende a 98,7 millones de euros | El Concello, que se encarga de la expropiación, solicita a la Zona Franca y a la Xunta que participen en la financiación

Esta nueva lengua de asfalto pretende generar un eje de comunicación que relacione la VG-20, el polígono industrial de Balaídos, el hospital Álvaro Cunqueiro, el Parque Tecnológico y Logístico (PTL) de Valladares, el campus de As Lagoas-Marcosende, la A-55 y la futura autovía en túnel a Porriño.

“Es el vial que le hace falta a Vigo”

Abel Caballero

decoration

“Es el vial que le hace falta a Vigo, uniendo la avenida de Madrid, Clara Campoamor y Balaídos”, señala el alcalde, Abel Caballero, sobre una actuación que, en boca de fuentes municipales, constituye “una de las principales acciones viarias para vertebrar el tráfico de la ciudad –persigue poner fin a una clara saturación en el cruce entre Arquitecto Palacios-Castrelos y Castrelos-Portanet–, facilitar la posición central de Vigo como capital del área metropolitana, permitir el acceso a los grandes equipamientos sanitarios, educativos y empresariales de ámbito supramunicipal, resolver la accesibilidad este-oeste facilitando alternativas de movilidad que descongestionen las carreteras municipales y mejorar la seguridad y fiabilidad de los desplazamientos”.

Abel Caballero y María José Caride, en un paso sobre la carretera Porriño-Vigo Ricardo Grobas

Este vial, denominado PO-010 –como se llama el primer tramo–, de titularidad autonómica, se planifica de forma que se minimiza el impacto sobre el territorio y las construcciones, puesto que, en parte, discurre en túnel o busca espacios vacantes u ocupados por otras infraestructuras, como las líneas eléctricas. La ronda, que pasará a distinto nivel por la carretera Castrelos-Valladares y por el resto de la red viaria local que cruza, sin interrumpir la circulación, además de los enlaces de inicio y final en el polígono sur Balaídos (PO-010) y en Baruxáns, contará con dos enlaces intermedios: uno de ellos, con la nueva conexión PO-010-Portanet, que discurrirá por los terrenos ocupados por la subestación de Balaídos, que será trasladada y soterrada; en este mismo punto, el desarrollo del suelo urbanizable configurará un acceso entre la PO-010, la avenida de Castrelos y Clara Campoamor con sección de un carril por sentido. Otro enlace con Clara Campoamor facilitará la movilidad hacia los equipamientos situados en este vial.

El coste estimado de esta actuación es de 98,7 millones de euros. El Concello “espera la colaboración de la Xunta en la construcción de una prolongación de una vía que es de titularidad autonómica, la PO-010”. “Tiene carácter supramunicipal y permite el acceso desde toda el área sanitaria al Álvaro Cunqueiro, conecta polígonos industriales que se encuentran dentro del Plan Sectorial de Áreas Empresariais de Galicia y es uno de los accesos a la Universidad de Vigo”, apunta fuentes de la entidad de la Praza do Rei, a la vez que ponen dos ejemplos en A Coruña de participación del gobierno gallego: la tercera ronda o la Vía Ártabra. “Esperamos la implicación de la Xunta en este proyecto de claro carácter metropolitano”, añaden.

El Concello compromete su participación en la ejecución de esta nueva ronda, asumiendo el coste de expropiación. De la ejecución del primer tramo –25% del trazado– se encargaría el promotor de la actuación, la Zona Franca. La entidad municipal y el Consorcio cubrirían 13,2 millones y la Xunta financiaría 85 millones –correspondientes al 75% del importe de los trabajos–.

El pleno aprueba este jueves el Plan Xeral

El jueves a las 9.00 horas, empezará el pleno del Concello en el que, con los votos del grupo de gobierno –al menos–, se aprobará inicialmente el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM). El documento recibió ayer el visto bueno de la Xerencia Municipal de Urbanismo.

  • El nuevo PXOM, más cerca: recibe el “ok” de la Junta de Gobierno Local
    Sector y Xunta negocian por la vía rápida la nueva normativa | Gel hidroalcohólico en todas las mesas, desinfectar los aseos varias veces y mejorar la ventilación darán puntos

El alcalde, Abel Caballero, reconoció que se trata de un “paso muy importante”: “Es el urbanismo de la modernidad, el urbanismo para la gente”. El regidor señaló que, sobre el 20 de septiembre –se concretará la fecha más adelante–, se abrirá el período de exposición pública. Los ciudadanos podrán obtener de los técnicos la explicación para conocer “cómo queda su calle, su casa o su parcela” en el nuevo Plan Xeral, según concretó en la rueda de prensa diaria. También ayer, Caballero se reunió con el presidente de la Comisión para la promoción de la logística e infraestructuras de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Javier Touza, para explicarle los pormenores del proyecto del nuevo túnel de Beiramar, de cuyo desarrollo informará a los empresarios. “El alcalde nos garantizó la operatividad y que las conexiones con el puerto de Vigo no se verán afectadas”, indicó Touza. El regidor olívico reiteró ante los representantes de la CEP su rechazo a la conexión ferroviaria con la terminal Ro-Ro de Bouzas.

Compartir el artículo

stats