Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agosto sonríe a los hoteles de Vigo, que rozan el 100%

Las terrazas del centro de la ciudad se llenan de vigueses y visitantes los fines de semana

Fantástico. Magnífico. Excelente. Son los tres adjetivos que utiliza el presidente de la Federación Provincial de Hostelería (Feprohos), César Sánchez-Ballesteros, para describir el momento que viven en agosto los hoteles de la ciudad, a los que se les ve la sonrisa de oreja a oreja. Y no es para menos. Según concretó en la rueda de prensa diaria el alcalde, Abel Caballero, la ocupación en el último fin de semana alcanzó el 95,3%. “En términos turísticos, nos está yendo muy bien”, valoró el mandatario local.

El regidor sacó pecho del músculo que luce la urbe olívica en este ámbito con datos en la mano: es el tercer fin de semana seguido en el que se registra un porcentaje superior al 90% en los alojamientos –en el de O Marisquiño, se llegó al 92%; en el de San Roque, al 97%–. “Vigo es un gran destino turístico”, apuntó Caballero, que puso en valor la seguridad ciudadana y los protocolos anti-COVID, puntos fuertes para ganarse la confianza de los visitantes.

“Estamos muy contentos. No nos lo esperábamos hace un mes, no teníamos la certeza de que nos iría tan bien. Va fantástico”, señala Sánchez-Ballesteros. Achaca esta situación a un cóctel “bien agitado” compuesto por O Marisquiño, las Cíes, la ola de calor en gran parte del país –que hace que el destino Rías Baixas gane protagonismo, con temperaturas más suaves y opciones para combatir la subida del mercurio– y la preferencia de los turistas españoles por disfrutar de sus vacaciones en España y no en el extranjero por la pandemia del coronavirus. “Cruzamos los dedos para que tengamos un mes de septiembre parecido”, indica el presidente de Feprohos.

También sonríen los locales de hostelería, aunque a medias debido a los aforos, según señala el representante de la patronal. El alcalde mostró su apoyo al sector y denunció que la Xunta lo “quiso maltratar”. “Le obligamos a rectificar. ¿Se acuerdan cuando era la culpable de los contagios, restringir aforos...? Ahora, resulta que se puede hacer todo de otra forma. No hay como hacerles frente político para que rectifiquen sus decisiones. Son miles de empleos, es nuestra cultura de socialización con garantías sanitarias. Los negocios cumplen las normas de forma masiva”, apuntó antes de pedir a los ciudadanos que no hagan “botellones ni reuniones particulares de mucha gente”, donde “se producen los contagios”.

Crisis de Afganistán

Abel Caballero, como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se reunirá mañana con la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, para ofrecer al Gobierno de España la colaboración de la FEMP y de su Red de Municipios de Acogida de Refugiados. “Queremos darles un apoyo especial a los afganos, especialmente, a las mujeres y a sus hijos e hijas”, apuntó.

Compartir el artículo

stats