Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello transformará Clara Campoamor en una senda peatonal y ciclista de 50.656 m2

Caride y Caballero, en la carretera Clara Campoamor. RICARDO GROBAS

El nuevo PXOM conectará el Cunqueiro y la zona de Castrelos con un gran paseo lineal

El próximo planeamiento urbanístico que regirá Vigo establece una transformación radical en el entorno del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y de la Ciudad Universitaria. Hay que recordar que uno de los objetivos del PXOM es incrementar los corredores ambientales que permitan la conexión de la ciudad con los espacios dotacionales exteriores. Por eso el Concello ha decidido acometer un lavado de cara integral de la carretera Clara Campoamor, donde además del complejo sanitario y del campus, se encuentra buena parte de la actividad económica de la ciudad, con el Parque Tecnológico y Logístico (PTL) de Valladares y su prevista ampliación. El departamento urbanístico encabezado por María José Caride considera que la mejora de este vial, con medidas adecuadas de humanización y seguridad tanto para el peatón como para el ciclista, resulta imprescindible, por lo que plantea que esta infraestructura sea estratégica para canalizar los flujos de tráfico. Además, la integración de los elementos territoriales y conectores ecológicos de primer nivel que constituyen el río Lagares y otros como el Barxa, son fundamentales para lograr la adecuada transición de la ciudad densa con el entorno difuso y ambiental de la periferia.

Por todo ello, el PXOM plantea transformar Clara Campoamor en un corredor humanizado que sea una gran senda peatonal y ciclista que permitirá conectar el Cunqueiro con el entorno de Castrelos y que incluirá además zonas verdes en su recorrido para la puesta en valor del curso del río Barxa. De esta forma, se establecerá un paseo lineal de 50.656 metros cuadrados que permitirá la comunicación entre el PTL y el parque de Castrelos o el Lagares con estructuras verdes en el curso del río Barxa. Esta senda se completará con la cesión de suelo verde establecida en los desarrollos urbanísticos previstos en Clara Campoamor para acercar el corredor natural hasta Castrelos. El Concello expropiará los terrenos privados necesarios para materializar esta actuación, aunque se desconoce todavía la superficie que será necesario expropiar. “Será un gran paseo verde al lado de Clara Campoamor, una carretera que será urbanizada y tendrá aceras”, asegura el alcalde, Abel Caballero.

Adicionalmente, el futuro planeamiento urbanístico establece el entorno del río Barxa como ámbito para desarrollar un Plan Específico de Protección e Infraestructuras de Valladares-Portal (PE 802) de 32.903 metros cuadrados de suelo rústico de especial protección de aguas, que se centrará en la preservación de las áreas más sensibles en el entorno del río, mejorando las infraestructuras peatonales. El Concello busca con este plan la protección, recuperación y mejora de las condiciones paisajísticas y ambiental de la zona, garantizando la puesta en valor del río como recurso de senda ambiental.

Además, también se pretende mejorar las condiciones del ecosistema, eliminando elementos descontextualizados e impactos existentes y permitiendo mejorar así las condiciones naturales del espacio para su uso y disfrute por parte de la ciudadanía. Este plan de protección especial busca por último resolver con criterios de movilidad sostenible los recorridos y accesos del entorno, pormenorizando la posición y ordenación de los puntos de acceso y las características de los viales que permitan el recorrido por el ámbito.

Hay que recordar que el nuevo Plan Xeral trae de la mano una gran cantidad de actuaciones que buscan mejorar las conexiones de la ciudad. Así, recoge una rotonda en la avenida de Buenos Aires para mejorar la conexión del barrio de Teis y su industria con el centro de la ciudad o una carretera que conectará el Seminario con el hospital Álvaro Cunqueiro, la Universidad de Vigo y los polígonos de Balaídos y el PTL. A su vez, propone una nueva carretera entre el enlace de la A-55 y la nueva autovía a Porriño en túnel, Clara Campoamor y Pereiró, conectando con la VG-20 en la conexión de A Balsa o en la avenida de Castrelos. También indica una nueva entrada en la urbe que se determinará “en cooperación” con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Y es que, según aseguró recientemente el alcalde, es necesario “reforzar” la entrada actual, puesto que es “totalmente insuficiente”: “La AP-9 está al borde de la saturación, por tanto, necesitamos algún mecanismo adicional de comunicación, entre otras cosas, con el puerto”.

El borrador del PXOM también recoge la reordenación del enlace de Arquitecto Palacios con la avenida de Madrid, Martínez Garrido y Gregorio Espino, así como nuevas comunicaciones del centro con la avenida de Madrid –antes de llegar a la Praza de España en la entrada a Vigo– y entre Gran Vía y Samil, además de un vial adicional paralelo a la avenida de Samil “para dar más fluidez al tráfico”.

Estas son solo algunas de las pinceladas de un planeamiento urbanístico que plantea una transformación total de la ciudad olívica y cuya aprobación inicial está prevista en un pleno extraordinario que se celebrará a finales de este mismo mes de agosto.

Compartir el artículo

stats