Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo, el balcón a la ría favorito de los turistas

Los turistas atienden las explicaciones del guía en la fortaleza de O Castro.

Los turistas atienden las explicaciones del guía en la fortaleza de O Castro. MARTA G. BREA

Muchos de los turistas que visitan estos días la ciudad olívica eligen los free tour como la mejor opción para conocer Vigo desde las vísceras. La apertura de la movilidad ha dado un respiro a los guías turísticos que ven como sus agendas están completas. Huyendo de las altas temperaturas, los murcianos y valencianos son los que más contratan las visitas guiadas.

Con las ganas de un niño pequeño con zapatos nuevos, así vienen los primeros turistas de la jornada que acuden por primera vez a su visita guiada para descubrir Vigo y sus rincones de la mano del experto, Borja Concheiro, guía turístico oficial de Galicia. Esperan por los demás algo ansiosos pero se ponen en marcha y aunque el sonido de las obras del Sireno –lugar emblemático de punto de encuentro de los guías– no les permiten escucharse, los distintivos publicitarios que usan para que los identifiquen sirven de señuelo para que el rebaño vaya junto y no se pierda.

Mientras otros guías usan paraguas de colores, Borja usa la bandera del Celta CF., “con mucho orgullo”, resalta. Dice que eligió el azul celeste precisamente para “distinguirse de la competencia”. Domina lo que hace y lo sabe. Previene al turista de lo que se va a encontrar pero sin desvelar nada. Les cuenta la historia de Vigo, con sus luces y sus sombras como si de una novela se tratara.

Una parada en el Casco Vello es obligatoria en el recorrido. M. G. B.

La apertura de la movilidad y la llegada del verano han permitido a empresas como la de Borja, insuflar optimismo. Con grupos reducidos a 20 personas, y varios recorridos al día, tienen la agenda completa hasta el 15 de agosto. Una buena situación que les ha hecho recuperar las cifras de afluencia anteriores a la pandemia.

Si en marzo los turistas que visitaban la ciudad olívica eran autóctonos, ahora, son los visitantes del territorio nacional los que más contratan los free tour en Vigo. Llegan huyendo de las altas temperaturas como Carlos y Paloma, oriundos de Valencia, que pasan por la ciudad haciendo un recorrido por todo Galicia, desde Ourense hasta A Coruña, aprovechando la celebración del Año Xacobeo 2021: “Nos encanta el norte, hemos estado ya en Asturias y nos encandiló”. 

Los guías tienen la agenda completa hasta mediados de agosto

La ruta recorre los puntos de interés turísticos más demandados de la ciudad pero también aquellos rincones menos conocidos y que despiertan el interés del viajero. Los hay que vienen a reencontrarse con Vigo después de treinta años. Es el caso de Esther y Olga, de Pamplona, quienes a pesar de quejarse del tráfico y de las obras presentes en muchos puntos de la ciudad, no pueden dejar de mirar a la ría desde la Fortaleza de O Castro: “Qué preciosidad. Es para quedarse a vivir”. El camino avanza con la charla de Concheiro de fondo, recorriendo la batalla de Rande o la historia de la Isla de San Simón. También se detiene para quejarse de los baches y hoyos que se pueden apreciar en los alrededores del Castillo y que provocan más de una caída a lo largo de todo el verano: “Ya he puesto varias reclamaciones pero aún no me han hecho caso”, añade Borja.

El Paseo de Alfonso es un lugar para admirar la Ría. M. G. B.

Por su parte, Carmen y Mariano viven en Castilla-La Mancha y las cuestas no les molestan como a la mayoría de visitantes: “Vamos mucho a Toledo y es como aquí, cuestas para arriba y para abajo”. Si hay un reclamo por excelencia de lo nuestro es la gastronomía. Aquí el pulpo, el marisco, el pescado y el vino Albariño ganan por goleada. Pero a Carmen, la ría, le dejó sin palabras. Mirando hacia Cíes se perdía su mirada: “Es impresionante”. No dijo nada más. No hizo falta.

Compartir el artículo

stats