Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi 2.000 menores de veinte años ya tienen la primera dosis: “Nos sentimos presionados”

Ayer pusieron la inyección en el Ifevi a cerca de un millar de jóvenes entre 16 y 19 años tras solicitarlo mediante el sistema de autocita del Sergas

Mucho se ha hablado sobre la llamada ola juvenil y la responsabilidad de los jóvenes en la explosión de contagios que se está viviendo desde el pasado mes de julio. Y es una realidad que los botellones y los encuentros sin ninguna medida de prevención contra el COVID son el gran foco de esta situación que nadie se esperaba a estas alturas del verano, con un importante volumen de población ya inmunizada. Pero si esto es cierto, también es justo reconocer que desde que la Consellería de Sanidade abrió el sistema de autocita para que las personas de entre 16 y 19 años puedan recibir la inyección, la respuesta está siendo positiva. Y es que en las tres jornadas en las que hasta el momento se ha vacunado en Vigo a este grupo de edad, se anotaron cerca de 2.000 jóvenes menores de veinte, que ya han recibido por tanto la primera dosis en el Ifevi. El pasado martes fueron 500, el jueves otros tantos y ayer fueron 990, a los que le inyectaron Pfizer.

“Llevo tiempo sin ver a mi abuela y tengo ganas de verla”

Ana Durán - Joven de 18 años

decoration

Ana Durán FDV

Entre ellos estaba Ana Durán, una chica de 18 años, que recibió ayer el pinchazo tras pasar hace tiempo el COVID y que por tanto solo necesita una única dosis. “Sentía cierta presión y responsabilidad por ponérmela. Especialmente porque llevo mucho tiempo sin poder ver a mi abuela y tengo muchas ganas de ir a visitarla. Además mis padres ya están inmunizados”, explica esta joven.

“Tenía muchas ganas; es la vacuna más importante de mi vida”

Pablo Peralba - Joven de 18 años

decoration

Pablo Peralba FDV

Precisamente muchos de los acudían ayer a su cita en el Ifevi lo hicieron acompañados y animados por sus padres, que en algunos casos sufrieron en sus propias carnes la dureza de la enfermedad o estuvieron en primera línea de batalla contra el COVID debido a su profesión. Por ejemplo Eugenia Ocampo, enfermera en el Cunqueiro que trabajó con pacientes infectados y es consciente de la importancia del avance en la vacunación. “En cuanto pudimos solicité cita para mi hijo Alfonso, que tiene 16 años, en el centro de salud que nos corresponde. Sabemos lo importante que es”, explicaba esta sanitaria. En el Ifevi estaba la también enfermera en el Cunqueiro María Pena, que acudía junto a su hijo Pablo, de 18 años. “Tengo claro que es la vacuna más importante que me vaya a poner en mi vida. Lo que está pasando nos está afectando a todos. Por ejemplo mi hermano tenía unas prácticas en Estados Unidos y no pudo ir porque no estaba vacunado”, apuntó este joven tras recibir la primera dosis de Pfizer.

“Mis padres pidieron la cita y estoy un poco nervioso”

Carlos Lorenzo - Joven de 16 años

decoration

Carlos Lorenzo FDV

El importante volumen de dosis gestionado ayer en el Ifevi, con 990 jóvenes de entre 16 y 19 años citados y más de 7.000 del grupo de edad de entre 20 y 29 años, provocó importantes colas en la entrada del recinto ferial, aunque como es habitual la organización volvió a ser un ejemplo y las esperas no fueron demasiado elevadas. Precisamente en la cola estaba ayer por la mañana Carlos Lorenzo, cuyos padres también trabajan en el ámbito sanitario y pidieron la autocita para su hijo de 16 años, que reconocía estar “un poco nervioso” antes de que le pusiesen la vacuna.

“Mi madre me animó y la verdad es que todo ha ido perfecto”

Iago Giráldez - Joven de 17 años

decoration

Iago Giráldez FDV

El proceso de inmunización continúa esta semana a gran escala en el Ifevi. Hoy hay convocadas unas 4.642 personas para la segunda dosis de Moderna; mañana 8.650 jóvenes de entre 20 y 29 años recibirán la primera inyección de Pfizer; el viernes diez mil jóvenes se vacunarán con la primera inyección de Moderna y el sábado más de 4.000 personas del área sanitaria de Vigo recibirán la segunda dosis también de Moderna. 

Diez nuevos positivos en el brote del Hogar San Rafael

La quinta ola continúa avanzando en el área sanitaria de Vigo y las residencias no se están librando de ella. La situación más preocupante se vive en el Hogar San Rafael, centro para personas con discapacidad intelectual. La Consellería de Sanidade informaba ayer del agravamiento del brote entre usuarios, con otros diez infectados para un total ya de 31, siendo la residencia más afectada de toda Galicia. Todos los usuarios del Hogar San Rafael recibieron hace tiempo las dos dosis de la vacuna, por lo que no presentan síntomas.

Hay que recordar que en Vigo también se registraron recientemente dos positivos en el geriátrico Bodía, ubicado en la calle Sagunto, en el barrio de O Calvario. Este segundo caso sin embargo no se considera como un brote porque los dos contagios no guardan relación entre sí.

Compartir el artículo

stats