La vida, que va y viene. Fernando Franco

Hace solo unos días, celebrando la llegada a la familia de un nuevo miembro, la nieta Telma, que precedió a la pérdida de otro, la suya, el abuelo Castelín (dcha.), un ser con instinto “mágico”, pintor, escultor, ilustrador, poeta. En Instagram está parte de su obra. Dejó inacabada una novela, Miña amada viguesa. En la foto, con su mujer, sus tres hijos (Iris, Simbad y Josué), su hermana... poco antes de su fallecimiento. Unos llegan, otros se van pero la tierra jamás cambia.

Se fue Castelín, artista total

¡Qué gran valor testimonial encierra esta foto que veis a la izquierda. Tomada hace menos de una semana, la íbamos a publicar como una imagen de alegre reencuentro de padres, hijos y hasta un nuevo nieto, de la familia del artista vigués Manuel Costas Durán, Castelín, (dcha.), cuya interesantísima vida hemos reseñado en una de nuestras Memorias. Por medio, la fatalidad de su muerte ocurrida el domingo, que tanto nos apena a los que conocíamos bien su espíritu vitalista, como decía él “de genética resistente” , heredada de su padre, el pediatra José Costas, y de su madre, Gloria Durán. Íbamos a publicarla y, con el permiso familiar, hemos mantenido la idea a pesar de su fallecimiento, porque sabemos a ciencia cierta que ese sería el mayor regalo que pudiera desear Castelín, un hombre que en nada se pareció por su intensa y andante vida, digna de novela, y por su pensamiento, al común de todos los hombres. Desde que salió de Vigo, de joven, cruzando Europa en autostop y parando en Suecia, Berlín... que renacían con movimientos alternativos o desde que con su mujer, Olga Ochoa (a su dcha.), recorrió la floresta amazónica, vivió en Colombia, Perú, Brasil… y tuvo por el camino a sus tres hijos. Siempre a su aire, sin más ataduras que las familiares, hasta que volvió a Vigo para cuidar a su madre.

Las entrevistas de Xurxo

Hace tiempo que no coincido con Xurxo Rodríguez Pérez, cuyos relatos sobre Vigo, que aparecen en su blog, Distopías 18 , he citado más de una vez, Y de cuya información alguna otra me he aprovechado. Acaba de aparecer un nuevo libro suyo en la editorial de libro electrónico Issuu y nace de su trayectoria radiofónica a los largo de varios años de la primer década de este siglo en Fuerteventura. Partiendo del género de la entrevista, va tejiendo Xurxo un tapiz polícromo con diferentes subtramas para retratar una sociedad, la majorera, y su variada complejidad multicultural. Por aquellos años la comunidad gallega fue allí la más destacada y de mayor presencia numérica, sobre todo de los lugares de costa. A esa presencia le puso voz, argumento y corazón Xurxo Rodríguez en los programas de Radio Troula, Trisquel y Ultreia, que enlazaban Galicia y Fuerteventura, La edición corre a cargo de Gonzalo Álvarez-Lago.

Y la memoria de Gonzalo

Y ya que cito al vigués Gonzalo Álvarez-Lago, ejercito la memoria sobre este activista de siempre, hombre cordial y tertuliano de pro, con una rica historia de compromiso político y social. Se fue de Vigo en 2000, tras dejar mucha memoria y amigos, a Canarias, en 2009 a Madrid, ahora en Alicante con la vista puesta en Barcelona. Culo inquieto a sus 70. Lo que no se le conoce tanto es su faceta literaria, con poemarios como Poemas de amor desesperado o relatos cortos que publica en formato digital en gran parte, que se puede leer en issuu.com